Clínica de Medicina
y Cirugía Estética

Masajes Faciales Málaga clínica Aesophy

Masaje Facial Málaga

Masaje Facial
Tiempo intv
60 minutos
Masaje Facial
Anestesia
No Requerido
Masaje Facial
Recuperación
Inmediata
Masaje Facial
Resultados
Inmediatos
Masaje Facial
Hospitalización
No requerida
Masaje Facial
Precio
desde: Consultar

Tabla de contenidos Masaje Facial

Clínica Aesophy: Líder en Tratamientos de Masaje Facial.

Clínica Aesophy: Expertos en Masajes Faciales y Rejuvenecimiento

¿Quieres lucir una piel joven, radiante y sin imperfecciones?

En Clínica Aesophy contamos con una amplia gama de tratamientos de masajes faciales que te ayudarán a conseguir los resultados que deseas.

Los masajes faciales son una excelente forma de cuidar tu piel y retrasar los signos del envejecimiento. Estos tratamientos combinan técnicas de masaje con otras tecnologías, como la radiofrecuencia, las microcorrientes o la microdermoabrasión, para ofrecer resultados más efectivos.

A continuación, te presentamos algunos de los tratamientos de masajes faciales que ofrecemos en Clínica Aesophy:

En Clínica Aesophy, nos enorgullecemos de ofrecer una amplia gama de tratamientos de masajes faciales que combinan técnicas avanzadas y tecnología de vanguardia para rejuvenecer y revitalizar tu piel. Descubre nuestro menú de tratamientos exclusivos:

Tratamientos Masajes Faciales Clínica Aesophy Málaga

1. Masaje Facial Antiedad

Experimenta la juventud renovada con nuestro Masaje Facial Antiedad. Este tratamiento utiliza técnicas especializadas para estimular la piel, reducir las líneas finas y revitalizar tu apariencia.

2. Masaje Facial con Radiofrecuencia

Nuestro Masaje Facial con Radiofrecuencia combina el masaje relajante con la energía térmica para estimular la producción de colágeno, resultando en una piel más firme y contornos faciales definidos.

3. Masaje Facial con Microcorrientes

Ideal para tonificar y rejuvenecer, nuestro Masaje Facial con Microcorrientes utiliza corrientes suaves para estimular los músculos faciales, ofreciendo un efecto lifting instantáneo.

4. Masaje Facial Ultrasónico

El Masaje Facial Ultrasónico en Clínica Aesophy emplea ondas sonoras para promover la regeneración celular y mejorar la absorción de productos para el cuidado de la piel.

5. Masaje Facial con LED (Terapia de Luz)

Innovador y efectivo, nuestro Masaje Facial con LED utiliza diferentes longitudes de onda de luz para tratar una variedad de problemas de la piel, desde el envejecimiento hasta el acné.

6. Lifting Facial no Quirúrgico

Para aquellos que buscan resultados sin cirugía, nuestro Lifting Facial no Quirúrgico ofrece una solución no invasiva para levantar y rejuvenecer la piel.

7. Masaje Facial Crioterapia

Descubre el poder refrescante de la Crioterapia Facial en Clínica Aesophy. Este tratamiento utiliza frío controlado para revitalizar, tonificar y mejorar la circulación de la piel.

8. Peeling Químico con Masaje Facial

Combina la exfoliación profunda con un masaje relajante en nuestro tratamiento de Peeling Químico con Masaje Facial, perfecto para renovar y suavizar la piel.

9. Masaje Linfático Facial Post-Procedimientos Quirúrgicos

Especialmente diseñado para después de procedimientos quirúrgicos, nuestro Masaje Linfático Facial reduce la hinchazón y acelera la recuperación.

10. Masaje Facial con Dermaplaning

Incluye una exfoliación suave con dermaplaning seguida de un masaje calmante, ideal para una piel luminosa y suave.

11. Masaje Facial con Nutrientes Personalizados

Personalizado para tus necesidades, este masaje incorpora nutrientes y vitaminas específicos para maximizar los beneficios y embellecer tu piel.

En Clínica Aesophy, estamos comprometidos con tu bienestar y belleza. Cada tratamiento es una experiencia única, diseñada para ofrecerte lo mejor en cuidado facial. Contáctanos hoy para reservar tu cita y embárcate en un viaje de rejuvenecimiento facial.

Si estás buscando un tratamiento para rejuvenecer tu piel y mejorar su apariencia, los masajes faciales son una excelente opción. En Clínica Aesophy contamos con los mejores profesionales y las técnicas más avanzadas para ofrecerte los resultados que deseas.

Preguntas frecuentes Masaje Facial

¿Qué es un masaje facial y cuáles son sus beneficios?

Un masaje facial es una técnica terapéutica que implica la estimulación suave y sistemática de los músculos y la piel de la cara. Se realiza utilizando las manos y a veces herramientas especiales para proporcionar un masaje suave y relajante en el rostro. Los masajes faciales son una parte popular de muchos tratamientos de cuidado de la piel y se pueden realizar en un spa, en una clínica dermatológica, o en casa con la técnica adecuada.

Beneficios del Masaje Facial:

  1. Mejora de la circulación sanguínea: El masaje facial puede aumentar la circulación sanguínea en el área facial, lo que mejora la entrega de oxígeno y nutrientes a las células de la piel. Esto puede contribuir a un aspecto más brillante y saludable.

  2. Estimulación linfática: Ayuda a promover el drenaje linfático y a reducir la retención de líquidos, lo que puede disminuir la hinchazón y las bolsas bajo los ojos.

  3. Relajación de los músculos faciales: Puede aliviar la tensión en los músculos faciales, lo que ayuda a suavizar las líneas de expresión y reduce la aparición de arrugas.

  4. Mejora la absorción de productos para el cuidado de la piel: Al mejorar la circulación y abrir los poros, un masaje facial puede ayudar a que los productos para el cuidado de la piel penetren más profundamente y sean más efectivos.

  5. Rejuvenecimiento de la piel: La estimulación mecánica de la piel puede ayudar a promover la renovación celular y la producción de colágeno, lo que contribuye a una piel más firme y joven.

  6. Efectos relajantes y reducción del estrés: El masaje facial proporciona un efecto relajante que no solo beneficia la piel sino también el bienestar general, ayudando a reducir el estrés y a promover una sensación de paz.

  7. Mejora el tono y la textura de la piel: La mejora de la circulación y el drenaje linfático pueden ayudar a darle a tu piel un tono más uniforme y una textura más suave.

  8. Beneficios contra el envejecimiento: Con el uso regular, los masajes faciales pueden ofrecer beneficios contra el envejecimiento al mantener la piel más flexible y reducir la velocidad del desarrollo de arrugas.

Aunque los masajes faciales ofrecen muchos beneficios, es importante que sean realizados por alguien con conocimientos en la técnica, especialmente si tienes condiciones de la piel como acné, rosácea o cualquier inflamación cutánea. Siempre es una buena idea consultar con un dermatólogo o un esteticista profesional antes de comenzar una nueva rutina de cuidado de la piel, especialmente si tienes preocupaciones o condiciones específicas de la piel.

La frecuencia con la que debes recibir un masaje facial puede variar según varios factores, incluyendo tus objetivos específicos para el cuidado de la piel, tu tipo de piel, tu rutina de cuidado de la piel y tu presupuesto. Aquí hay algunas pautas generales para considerar:

  1. Para Mantenimiento General y Relajación:

    • Un masaje facial mensual es suficiente para la mayoría de las personas que buscan mantener una piel saludable y disfrutar de los beneficios relajantes. Esto se alinea bien con la frecuencia típica de las limpiezas faciales.
  2. Para Objetivos Específicos de Cuidado de la Piel:

    • Si estás usando masajes faciales para abordar problemas específicos como la firmeza de la piel, la reducción de arrugas o la mejora de la circulación, podrías beneficiarte de sesiones más frecuentes, como una vez a la semana o cada dos semanas, especialmente al principio.
  3. Tipo de Piel:

    • Las personas con piel sensible o condiciones como rosácea pueden necesitar espaciar más sus sesiones para evitar irritación o inflamación.
  4. Condiciones Médicas o Dermatológicas:

    • Si tienes alguna condición médica o dermatológica, consulta con un profesional de la salud antes de comenzar cualquier régimen de masaje facial para determinar la frecuencia adecuada.
  5. Presupuesto y Tiempo:

    • Considera cuánto tiempo y dinero estás dispuesto a invertir en masajes faciales regulares. Mientras que los masajes faciales pueden ser muy beneficiosos, deben encajar dentro de tus posibilidades.

Consejos Adicionales:

  • Complementa con Cuidado en Casa: Entre los masajes profesionales, puedes mantener los resultados practicando técnicas suaves de masaje facial en casa.

  • Escucha a Tu Piel: Observa cómo responde tu piel a los masajes. Si notas enrojecimiento, irritación o cualquier reacción adversa, ajusta la frecuencia en consecuencia.

  • Consulta con Profesionales: Un esteticista o dermatólogo puede ofrecerte consejos personalizados basados en una evaluación de tu piel y necesidades.

En general, la frecuencia de los masajes faciales debe ser una decisión personal que equilibre los beneficios con tu estilo de vida y necesidades de la piel. Al igual que con cualquier tratamiento de cuidado de la piel, lo más importante es seguir un enfoque que promueva la salud y el bienestar a largo plazo.

Las clínicas de estética suelen ofrecer una variedad de masajes faciales, cada uno diseñado con técnicas específicas para abordar diferentes necesidades y objetivos de cuidado de la piel. Aquí hay algunos tipos comunes de masajes faciales que podrías encontrar:

  1. Masaje Facial Clásico o Europeo:

    • Se centra en técnicas relajantes para mejorar la circulación, promover la relajación y ayudar en la limpieza y nutrición de la piel. Incluye movimientos suaves y circulares, así como pellizcos y amasamientos ligeros.
  2. Drenaje Linfático Facial:

    • Una técnica suave diseñada para estimular el sistema linfático y ayudar a eliminar las toxinas y reducir la retención de líquidos. Es excelente para disminuir la hinchazón y mejorar la apariencia de la piel.
  3. Masaje Facial con Piedras Calientes:

    • Utiliza piedras suaves y calientes para relajar los músculos faciales y mejorar la circulación. Este tipo de masaje también puede ayudar a reducir la tensión y promover una sensación de bienestar.
  4. Reflexología Facial:

    • Basado en la idea de que ciertos puntos en la cara están conectados a otras áreas del cuerpo, este masaje utiliza técnicas de presión en puntos específicos para mejorar la salud general y el bienestar.
  5. Masaje Lifting Japonés (Kobido):

    • Una técnica antigua que combina ritmos rápidos y lentos para reducir el envejecimiento de la piel, mejorar la circulación y estimular los músculos faciales, ofreciendo un efecto de «lifting» natural.
  6. Acupresión Facial:

    • Se enfoca en puntos de presión específicos en la cara para liberar la tensión, promover la relajación y mejorar el flujo de energía en el cuerpo.
  7. Masaje Facial Ayurvédico:

    • Incorpora principios ayurvédicos y aceites esenciales para balancear los doshas (tipos de cuerpo) y promover la salud y la longevidad de la piel.
  8. Masaje Facial con Rodillos o Gua Sha:

    • Utiliza herramientas como rodillos de jade o cuarzo, o una piedra Gua Sha para mejorar la circulación, promover el drenaje linfático y aliviar la tensión muscular.

Cada uno de estos masajes ofrece beneficios únicos y puede ser recomendado en función de tus necesidades específicas de cuidado de la piel, tus preferencias personales y cualquier condición de la piel que puedas tener. Siempre es una buena idea discutir tus opciones con un esteticista o terapeuta de masajes calificado que pueda evaluar tu piel y recomendarte el mejor tratamiento para ti.

La duración de una sesión de masaje facial puede variar dependiendo del tipo de masaje, los objetivos del tratamiento y la clínica que ofrece el servicio. Aquí están algunas pautas generales:

  1. Masajes Faciales Rápidos o Express:

    • Estos pueden durar alrededor de 15 a 30 minutos y generalmente son versiones más cortas y enfocadas de masajes faciales estándar. Son ideales para quienes tienen un horario apretado.
  2. Masajes Faciales Estándar:

    • Una sesión típica suele durar entre 30 y 60 minutos. Durante este tiempo, se pueden emplear varias técnicas para limpiar, exfoliar y masajear la piel, proporcionando tanto beneficios estéticos como relajantes.
  3. Masajes Faciales Extendidos o de Lujo:

    • Estos tratamientos pueden durar entre 60 y 90 minutos o incluso más. A menudo incluyen extras como mascarillas especializadas, tratamientos con vapor, extracciones si son necesarias, y a veces técnicas adicionales para áreas específicas como los ojos o los labios.
  4. Masajes Faciales con Tratamientos Especiales:

    • Si se añaden tratamientos especiales como microdermoabrasión, peelings químicos, terapias con luz LED, o acupresión, la sesión puede ser más larga.

La duración exacta de tu masaje facial dependerá de los servicios específicos que selecciones y de las recomendaciones de tu esteticista o terapeuta. Al reservar tu cita, pregunta sobre los detalles del tratamiento para tener una idea clara de lo que puedes esperar.

Es importante recordar que, más allá del tiempo que dure el masaje, debes sentirte cómodo y relajado durante toda la sesión. Una buena práctica es reservar un poco de tiempo adicional antes y después de tu cita para no sentirte apresurado y poder disfrutar plenamente de la experiencia.

El masaje facial es generalmente adecuado y beneficioso para la mayoría de los tipos de piel, pero su enfoque y técnica pueden variar dependiendo de las necesidades y sensibilidades específicas de cada individuo. Aquí te explico cómo diferentes tipos de piel pueden ser afectados y qué considerar:

  1. Piel Normal:

    • Las personas con piel normal suelen responder bien a la mayoría de los tipos de masajes faciales. Pueden disfrutar de una variedad de técnicas sin muchas restricciones.
  2. Piel Grasa:

    • El masaje facial puede ser beneficioso para la piel grasa, especialmente si se utiliza para mejorar la circulación y promover el equilibrio de la piel. Sin embargo, se debe tener cuidado para no estimular en exceso las glándulas sebáceas.
  3. Piel Seca:

    • Los masajes faciales que incluyen la hidratación y nutrición de la piel pueden ser muy beneficiosos para la piel seca, ayudando a mejorar su textura y apariencia.
  4. Piel Mixta:

    • La piel mixta puede beneficiarse de un masaje facial personalizado que aborde tanto las áreas grasas como las secas, equilibrando la piel.
  5. Piel Sensible:

    • Las personas con piel sensible deben proceder con precaución. Los masajes faciales suaves pueden ser beneficiosos, pero es crucial evitar técnicas agresivas o productos que puedan causar irritación o enrojecimiento. Siempre comunica cualquier sensibilidad o alergia al esteticista.
  6. Piel con Acné:

    • Si tienes acné activo o piel propensa al acné, es importante ser cauteloso. Mientras que un masaje facial suave puede ayudar a mejorar la circulación y promover la curación, manipular áreas con brotes activos puede empeorar el acné o propagar bacterias. Es mejor consultar con un dermatólogo antes de recibir un masaje facial.
  7. Piel Madura:

    • La piel madura puede beneficiarse significativamente de los masajes faciales, especialmente de aquellos diseñados para estimular la circulación y promover la firmeza. Los masajes que se enfocan en las técnicas anti-envejecimiento pueden ayudar a mejorar la elasticidad y reducir la apariencia de líneas finas y arrugas.

Independientemente del tipo de piel, siempre es aconsejable consultar con un profesional calificado antes de un masaje facial, especialmente si tienes preocupaciones específicas de la piel o condiciones como eczema, psoriasis, rosácea, o acné severo. Un buen esteticista o terapeuta puede personalizar el masaje y los productos utilizados para adaptarse a tus necesidades y asegurar que tu experiencia sea tanto beneficiosa como segura.

Si tienes condiciones de la piel como acné o rosácea, aún puedes recibir un masaje facial, pero es esencial tomar precauciones adicionales y adaptar el tratamiento a tus necesidades específicas.

Acné:

  1. Suave y Cauteloso: Si tienes acné leve a moderado, un masaje facial suave puede ser beneficioso, especialmente si se enfoca en mejorar la circulación y promover la relajación. Sin embargo, cualquier manipulación vigorosa o presión excesiva sobre los brotes activos debe evitarse, ya que puede irritar la piel y empeorar el acné.
  2. Evitar Extracciones no Profesionales: Si bien las extracciones son comunes en muchos tratamientos faciales, deben realizarse con extremo cuidado y solo por un profesional capacitado en pieles propensas al acné para evitar cicatrices o infecciones adicionales.
  3. Productos Específicos: Asegúrate de que se utilicen productos formulados para pieles propensas al acné que no obstruyan los poros ni contengan ingredientes irritantes.

Rosácea:

  1. Técnicas Suaves: Elige técnicas de masaje suaves que no irriten ni exacerben la rosácea. Los tratamientos agresivos, los productos con ingredientes irritantes y el calor excesivo deben evitarse.
  2. Evitar Desencadenantes: Conoce y comunica tus desencadenantes de rosácea al terapeuta para que puedan ajustar el tratamiento en consecuencia. Algunos desencadenantes comunes incluyen ciertos productos químicos, fragancias y el calor.
  3. Enfoque en la Calma y el Alivio: Opta por tratamientos que se centren en calmar la piel y reducir la inflamación.

En General:

  • Consulta con un Profesional: Siempre consulta con un dermatólogo antes de recibir un masaje facial si tienes acné activo, rosácea o cualquier otra condición cutánea significativa. Ellos pueden aconsejarte sobre los tratamientos más adecuados y seguros.
  • Comunicación Clave: Asegúrate de comunicar tu condición y preocupaciones a tu esteticista o terapeuta facial antes del tratamiento. Un buen profesional estará dispuesto a adaptar el masaje y los productos utilizados para cuidar tu piel de manera efectiva.
  • Monitoreo Post-Tratamiento: Observa cómo responde tu piel después del masaje facial. Si experimentas irritación, enrojecimiento excesivo o cualquier otra reacción adversa, comunícalo a tu esteticista y dermatólogo.

Recibir un masaje facial con condiciones de la piel como acné o rosácea es posible, pero la clave es la personalización y la precaución. Elegir el profesional y el tratamiento adecuados puede ayudarte a disfrutar de los beneficios de un masaje facial sin poner en riesgo la salud de tu piel.

Los masajes faciales son generalmente seguros y proporcionan numerosos beneficios, pero, como con cualquier tratamiento de cuidado de la piel, pueden surgir algunos efectos secundarios, especialmente si tienes una piel sensible o alguna condición cutánea específica. Aquí están los posibles efectos secundarios después de un masaje facial:

  1. Enrojecimiento e Irritación: Es común experimentar un leve enrojecimiento después de un masaje facial debido al aumento de la circulación sanguínea en la zona. Sin embargo, si el masaje ha sido demasiado vigoroso o se han utilizado productos irritantes, este enrojecimiento puede ser más pronunciado.

  2. Brotes de Acné: Aunque es menos común, algunas personas pueden experimentar brotes después de un masaje facial, especialmente si tienen la piel propensa al acné. Esto puede deberse a la estimulación de las glándulas sebáceas o a la reacción a ciertos productos.

  3. Sensibilidad al Sol: Algunos tratamientos faciales, especialmente aquellos que incluyen exfoliación, pueden dejar tu piel más vulnerable al daño solar. Es importante aplicar un protector solar de amplio espectro después del tratamiento.

  4. Inflamación o Hinchazón: Especialmente en los casos de masajes faciales intensos o drenaje linfático, puedes experimentar una ligera inflamación o hinchazón que generalmente disminuye en unas pocas horas.

  5. Alergias o Reacciones a los Productos: Si tienes alergias cutáneas conocidas, siempre comunícalas antes del tratamiento. Incluso sin alergias conocidas, algunos productos pueden causar reacciones en pieles sensibles.

  6. Descamación o Sequedad: Particularmente con masajes que incluyen algún tipo de exfoliación química o mecánica, podrías experimentar descamación o sequedad como parte del proceso de renovación de la piel.

Cómo Minimizar los Efectos Secundarios:

  • Comunicar con tu Terapeuta: Informa sobre cualquier sensibilidad, alergia o condición de la piel antes del masaje.
  • Profesionales Calificados: Asegúrate de que tu masaje facial sea realizado por un esteticista o terapeuta calificado que entienda las necesidades de diferentes tipos de piel.
  • Cuidado Post-Masaje: Sigue las instrucciones de cuidado post-tratamiento proporcionadas, que pueden incluir hidratación, protección solar y evitar ciertos productos por un tiempo.
  • Observar tu Piel: Presta atención a cómo reacciona tu piel después del tratamiento y comunica cualquier preocupación a tu esteticista o dermatólogo.

En general, los efectos secundarios de un masaje facial son generalmente mínimos y temporales. Sin embargo, al estar informado y tomar precauciones, puedes disfrutar plenamente de los beneficios de tu masaje facial con tranquilidad.

Sí. Puedes usar maquillaje después de un masaje facial. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunas pautas para asegurarte de que tu piel esté lista para el maquillaje después del tratamiento:

  1. Limpieza suave: Después del masaje facial, asegúrate de que tu rostro esté limpio y libre de cualquier exceso de aceite o productos utilizados durante el masaje. Puedes hacerlo con un limpiador suave o agua micelar.

  2. Hidratación: Aplica una crema hidratante ligera para reponer la humedad de la piel. Esto proporcionará una base suave para tu maquillaje y ayudará a que se adhiera de manera uniforme.

  3. Protector solar: Si tu masaje facial fue durante el día, asegúrate de aplicar protector solar antes de aplicar el maquillaje. Esto protegerá tu piel de los daños causados por la exposición al sol.

  4. Maquillaje ligero: Opta por maquillaje ligero y no comedogénico (que no obstruye los poros) para evitar cualquier obstrucción de los poros o irritación en la piel.

  5. Evita áreas sensibles: Si el masaje facial incluyó tratamientos específicos en áreas sensibles como los ojos o los labios, ten cuidado al aplicar maquillaje en esas zonas y usa productos suaves y adecuados.

  6. Escucha a tu piel: Si experimentas irritación, enrojecimiento o cualquier reacción adversa después del masaje facial, es posible que desees posponer la aplicación de maquillaje.

Para mantener los resultados de tu masaje facial y disfrutar de una piel radiante y saludable a largo plazo, es importante seguir una rutina de cuidado adecuada. Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte:

  1. Hidratación constante: Bebe suficiente agua para mantener tu piel bien hidratada desde adentro hacia afuera. La hidratación adecuada es esencial para una piel saludable.

  2. Cuidado de la piel en casa: Sigue una rutina de cuidado de la piel en casa que incluya limpieza, exfoliación, tonificación e hidratación. Usa productos adecuados para tu tipo de piel y asegúrate de seguir las recomendaciones de tu esteticista o dermatólogo.

  3. Protección solar diaria: Aplica protector solar todos los días, incluso en días nublados. La protección solar es fundamental para prevenir el envejecimiento prematuro y proteger tu piel de los daños causados por el sol.

  4. Evita tocar tu rostro: Evita tocar tu cara con las manos sucias y no te toques la piel innecesariamente para prevenir la propagación de bacterias y evitar la obstrucción de los poros.

  5. Alimentación saludable: Consume una dieta rica en antioxidantes, vitaminas y minerales, ya que esto puede contribuir a una piel más saludable. Los alimentos ricos en omega-3, frutas y verduras frescas son especialmente beneficiosos.

  6. Descanso adecuado: Duerme lo suficiente, ya que el sueño adecuado permite que tu piel se regenere y repare durante la noche.

  7. Mantenimiento regular: Programa masajes faciales de mantenimiento según las recomendaciones de tu terapeuta. Esto puede variar según tu tipo de piel y tus necesidades individuales.

  8. Evita el estrés: El estrés puede tener un impacto negativo en la piel, así que intenta practicar técnicas de manejo del estrés, como la meditación o el yoga, para mantener un estado de ánimo tranquilo.

  9. Limita el alcohol y el tabaco: El alcohol y el tabaco pueden afectar negativamente la salud de tu piel. Reducir o eliminar su consumo puede ayudar a mantener la piel en mejores condiciones.

  10. Consulta a un profesional: Si tienes preocupaciones específicas sobre tu piel o necesitas orientación adicional, consulta a un dermatólogo o esteticista profesional. Ellos pueden proporcionarte recomendaciones personalizadas.

Recuerda que mantener una piel saludable es un compromiso a largo plazo, y la consistencia en tus cuidados diarios es clave para preservar los resultados de tu masaje facial y lograr una piel hermosa y radiante.

Contactar Reservar cita Masaje Facial Málaga

Clínica Nº1 Masaje Facial Málaga

Armengual de la Mota, 1
Málaga, España
Horario (lunes a viernes):
10.00 – 14.00 / 16.30 – 20.30

Pedir información / Solicitar una cita para Masaje Facial

Abrir chat
Sobre qué tratamiento necesitas ayuda?
Hola. Describe el tratamiento sobre el que necesitas más información para poder responderte a la mayor celeridad posible. Gracias