Anterior
Siguiente

La blefaroplastia es un tipo de intervención estética de carácter no invasivo que se realiza en los párpados superiores y en las zonas de alrededor de los ojos con la finalidad de aportar una imagen rejuvenecida al rostro.

Con el paso del tiempo, los párpados pierden su elasticidad, comienzan a acumular piel y exceso de músculo, y terminan teniendo un aspecto caído. Con tal de rejuvenecer la mirada, se realizan unas micro incisiones en puntos concretos de los párpados.

La Blefaroplastia es un término que engloba una serie de procedimientos encaminados a la mejoría estética y también funcional de los párpados y de la región periocular. Dentro de las cirugías estéticas, es una de las más demandadas puesto que la mirada es una parte muy importante de nuestra expresión y que se trata de intervenciones poco invasívas que generalmente tienen un período de recuperación corto.

La blefaroplastia es una operación ambulatoria sencilla y con una recuperación relativamente rápida. De hecho, se realiza sólo con anestesia local y sedación. Gracias a esto, el paciente no notará nada durante el proceso. El día de la intervención, se debe acudir a la clínica con un acompañante y una media hora antes de la cirugía, con la documentación -que previamente pedirá el doctor- y las pruebas preoperatorias necesarias.

En el quirófano, el personal de enfermería se encargará de que el paciente se encuentre cómodo y tranquilo. Entonces, se aplica la anestesia, se comprueban las constantes y se da el visto bueno para comenzar la intervención.

La sencillez de la blefaroplastia la convierte en un tipo de operación ambulatoria, que no requiere de ingreso por parte del paciente. Una blefaroplastia simple puede durar entre 30 y 45 minutos, pero si se lleva a cabo de manera conjunta con una blefaroplastia inferior o superior, o con un lifting, puede llegar a durar 3 horas.

Después de la cirugía, el paciente esperará una hora aproximadamente en observación, y ya estará listo para marcharse a casa.

Antes de someterse a una blefaroplastia, el paciente debe explicar al doctor qué espera conseguir con la cirugía. También debe tener en cuenta que la blefaroplastia mejora notablemente el aspecto de la mirada, pero no ofrece cambios radicales. Así, doctor y paciente deben estar al tanto de las expectativas.

En el preoperatorio de la blefaroplastia, se lleva a cabo una exploración oftalmológica para asegurar que el paciente tiene buena salud ocular. También se debe conocer si el paciente tiene algún problema médico, alergias a medicamentos o si toma medicación habitualmente.

El postoperatorio de una blefaroplastia es una de sus mayores ventajas. Aunque la intervención se realiza en una zona sensible como los ojos, podemos hablar de un postoperatorio indoloro -aunque es posible sentir ciertas molestias-, sin cicatrices y con resultados visibles desde prácticamente el primer momento, si bien el paciente deberá esperar unos días a que baje la hinchazón de la zona para admirar el resultado. Además, permite volver a la rutina enseguida.

Las ojeras surgen, en la mayoría de los casos, por alteraciones de la pigmentación de la piel y la cirugía de los párpados no la modifica. Lo que sí puede ayudar es a mejorar su aspecto al estirar la piel.

Tras esta intervención se puede experimentar una mejoría, pero el origen de la ojera es diferente al de las bolsas de los ojos.plástico, alrededor de la areola, en el surco bajo el pecho o en la axila. La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible.

A través de esta incisión se levanta el tejido mamario, se crea un bolsillo y se coloca la prótesis, directamente debajo del tejido mamario o debajo del músculo pectoral. Se colocan unos tubos de drenaje que se retirarán en unos días y un apósito o un vendaje sobre las mamas. El procedimiento dura entre 1 y 2 horas.

Tras la cirugía de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita por su cirujano plástico, aunque las mamas pueden doler un par de semanas. El vendaje o los apósitos serán retirados en unos días, siendo sustituidos por un sujetador especial, que deberá llevar de la manera que le indique su cirujano.

Es normal tener una sensación de ardor en los pezones durante las dos primeras semanas. Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días; el edema no cede completamente hasta las 3 ó 6 semanas. Tras un aumento mamario podrá volver al trabajo en pocos días , dependiendo de la actividad que realice. Siga las instrucciones de su cirujano acerca de qué ejercicios puede realizar; se evitará levantar objetos por encima de la cabeza durante 2 a 3 semanas. Sus mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas, por lo que puede ser conveniente evitar un contacto físico excesivo hasta las 3 ó 4 semanas.

Al principio las cicatrices estarán rosadas, aspecto que mejorará continuamente desde las 6 semanas. Los controles mamográficos apropiados para cada mujer según su edad pueden seguir realizándose, aunque se debe advertir la existencia de la prótesis. La operación no limitará su capacidad para dar de mamar si se queda embarazada.

Los hombres y mujeres que busquen una mejora del parpado superior hinchado o de las bolsas del parpado inferior pueden ser buenos candidatos para la Cirugía de Párpados (Blefaroplastía) . Así como hay diferentes tipos de cirugía plástica, los pacientes deberán tener expectativas realistas y dispones de buena salud física.

Durante una consulta de Cirugía de Blefaroplastía, el cirujano llevara a cabo un examen y tomara su historial medico. El o ella debatirán sus objetivos así como las opciones disponibles para usted. El cirujano le explicara la técnica quirúrgica, el tipo de anestesia, las instalaciones quirúrgicas, el riesgo y los costos. Además la cirugía, como puede ser el Lifting de Frente y Cejas o el resurfacing de la piel, podrían ser recomendados al mismo tiempo para ayudarle a usted a conseguir la apariencia que desea.

La Cirugía de Blefaroplastía  puede ser realizada en un centro de cirugía de pacientes externos, en las instalaciones de la oficina de un cirujano o en un hospital.

La Cirugía de blefaroplastía puede ser realizada con una combinación de anestesia local y sedacion, aunque también puede ser utilizada la anestesia general.

La incisión para el parpado superior es típicamente hecho con las líneas y pliegues naturales de los parpados, mientras que la incisión del parpado inferior esta hecho a lo largo de la línea del ojo y de los pliegues de la sonrisa del parpado inferior. En los casos donde la caída del parpado es causada por exceso de grasa, puede realizarse una Cirugía de Párpados (Blefaroplastía) tras conjunctival en la cual la incisión esta hecha dentro del parpado inferior. En todos los casos, las incisiones son situadas de manera que queden lo mas disimuladas posibles.

Después de la Cirugía de Blefaroplastía es común el hinchazón y las magulladuras, las cuales pueden ser controladas con compresas frías y manteniendo la cabeza elevada cuando se esta tumbado. Los ojos pueden sentirse en un primer momento con picor, secos o pegajosos. El área de los ojos necesitara ser limpiada regularmente durante la semana y media después de la cirugía, y son recomendadas gotas para los ojos. Cualquier molestia que el paciente experimente puede ser controlada con medicación para el dolor prescrita. Las magulladuras de todos los sitios desaparecerán de dos a cuatro semanas.

Los puntos de sutura son normalmente retirados de tres a cinco días después del procedimiento de la Cirugía de Párpados (Blefaroplastía) , aunque estos puntos de sutura se auto-absorben, si se usa se disolverán ellos mismos.