Clínica de Medicina
y Cirugía Estética

Hilos Tensores Málaga Clínica Aesophy

Hilos Tensores Málaga

Tiempo intv
1h. 30 minutos
Anestesia
Local
Recuperación
1 Semana
Resultados
Cuando se va la inflamación
Hospitalización
No requerida
Precio
desde: 1.200€

Tabla de contenidos Hilos Tensores

Los hilos tensores son una de las técnicas más innovadoras y eficaces para rejuvenecer y remodelar el rostro y el cuerpo sin cirugía. En Clínica Aesophy, somos expertos en este tratamiento, que ofrece resultados naturales, inmediatos y duraderos, con una recuperación rápida y sin cicatrices.

Si quieres saber más sobre los hilos tensores, sus tipos, sus beneficios, sus riesgos y sus precios, sigue leyendo esta página.

¿Qué son los hilos tensores y cómo funcionan?

Los hilos tensores son unos hilos finos y biocompatibles que se insertan bajo la piel mediante una aguja o una cánula, creando una red de soporte que eleva y tensa el tejido. Los hilos tensores estimulan la producción de colágeno y elastina, las proteínas responsables de la firmeza y la elasticidad de la piel. De esta forma, se consigue combatir la flacidez, las arrugas y la pérdida de volumen, y mejorar el contorno y la definición de las zonas tratadas.

Los hilos tensores se pueden aplicar en diferentes partes del cuerpo, como el rostro, el cuello, el escote, los brazos, el abdomen o los glúteos. Dependiendo de la zona y del objetivo, se pueden usar diferentes tipos de hilos tensores, que se clasifican según el material, la forma y la duración.

Tipos de hilos tensores

En Clínica Aesophy, trabajamos con los tres tipos de hilos tensores más utilizados y seguros del mercado:

  • Hilos de polidioxanona (PDO): Son hilos reabsorbibles que se degradan en unos 6 meses, pero que estimulan la producción de colágeno y elastina, por lo que sus efectos pueden durar hasta 18 meses. Son los más utilizados y los más económicos.
  • Hilos de ácido poliláctico (PLA): Son hilos reabsorbibles que se degradan en unos 12 meses, pero que también estimulan la producción de colágeno y elastina, por lo que sus efectos pueden durar hasta 24 meses. Son más resistentes y más caros que los de PDO.
  • Hilos de policaprolactona (PCL): Son hilos reabsorbibles que se degradan en unos 24 meses, pero que también estimulan la producción de colágeno y elastina, por lo que sus efectos pueden durar hasta 36 meses. Son los más duraderos y los más caros de los tres tipos.

Además, los hilos tensores pueden tener diferentes formas, como lisos, espiculados, tornados o cónicos, que determinan el grado de tracción y fijación que ejercen sobre el tejido. En Clínica Aesophy, te asesoramos sobre el tipo y la forma de hilos tensores más adecuados para tu caso, según tus necesidades y expectativas.

 

Hilos tensores para la cara

Tratamiento Hilos Tensores Faciales Clínica Aesophy Málaga

Los hilos tensores para la cara son una excelente opción para rejuvenecer el rostro sin cirugía, ya que permiten corregir la flacidez, las arrugas y la pérdida de volumen de forma natural y discreta. Los hilos tensores para la cara se pueden aplicar en diferentes zonas, como el tercio superior (frente, cejas, sienes), el tercio medio (pómulos, mejillas, surcos nasogenianos, ojeras) y el tercio inferior (mandíbula, mentón, cuello).

Los hilos tensores para la cara ofrecen múltiples beneficios, como:

  • Elevar y redefinir las cejas, abriendo la mirada y suavizando las arrugas del entrecejo y la frente.
  • Realzar y rellenar los pómulos, aportando volumen y luminosidad al rostro.
  • Atenuar y rellenar los surcos nasogenianos, las líneas de marioneta y las ojeras, eliminando el aspecto cansado y triste del rostro.
  • Perfilar y reafirmar el óvalo facial, eliminando el descolgamiento de la piel y la papada.

Los hilos tensores para la cara se colocan en una sola sesión, que dura entre 30 y 60 minutos, según la zona y el número de hilos. El procedimiento es mínimamente invasivo, no requiere anestesia general ni hospitalización, y permite una recuperación rápida y sin cicatrices. Los resultados son visibles de forma inmediata y se mantienen durante 12, 18 o 24 meses, según el tipo de hilos utilizados.

Hilos tensores para la cara: antes y después

Aquí puedes ver algunos ejemplos de pacientes que se han realizado un tratamiento con hilos tensores para la cara en Clínica Aesophy, y los resultados obtenidos:

  • Ana María Jurado: Mujer de 45 años que quería rejuvenecer su rostro sin cirugía. Se le colocaron 20 hilos de PDO espiculados en el tercio medio e inferior del rostro, para elevar los pómulos, rellenar los surcos nasogenianos y perfilar el óvalo facial. Los resultados se aprecian de forma inmediata, con un rostro más joven, terso y definido.
  • Jose Luis Sánchez: Hombre de 50 años que quería corregir la flacidez y las arrugas de su rostro. Se le colocaron 16 hilos de PLA cónicos en el tercio superior e inferior del rostro, para elevar las cejas, suavizar las arrugas de la frente y el entrecejo, y reafirmar el cuello y la mandíbula. Los resultados se aprecian de forma progresiva, con un rostro más firme, liso y rejuvenecido.
  • Anabel Lopera: Mujer de 60 años que quería recuperar el volumen y la luminosidad de su rostro. Se le colocaron 24 hilos de PCL tornados en el tercio medio del rostro, para realzar y rellenar los pómulos, las mejillas, las ojeras y los surcos nasogenianos. Los resultados se aprecian de forma duradera, con un rostro más voluminoso, luminoso y natural.

Hilos Tensores Corporales Málaga clínica Aesophy

Hilos tensores para el cuerpo

Los hilos tensores para el cuerpo son una alternativa eficaz y segura para remodelar y reafirmar el cuerpo sin cirugía, ya que permiten corregir la flacidez, la celulitis y la pérdida de tono de la piel de forma natural y discreta. Los hilos tensores para el cuerpo se pueden aplicar en diferentes zonas, como los brazos, el abdomen, los glúteos, las piernas o las rodillas.

Los hilos tensores para el cuerpo ofrecen múltiples beneficios, como:

  • Tensar y reafirmar la piel de los brazos, eliminando el descolgamiento y el aspecto flácido.
  • Reducir y reafirmar el abdomen, eliminando el exceso de piel y grasa, y mejorando la silueta.
  • Elevar y rellenar los glúteos, aportando volumen y firmeza, y mejorando el contorno y la proyección.
  • Tensar y reafirmar las piernas, eliminando la celulitis y la flacidez, y mejorando la forma y el tono.
  • Suavizar y reafirmar las rodillas, eliminando el descolgamiento y las arrugas, y mejorando el aspecto.

Los hilos tensores para el cuerpo se colocan en una sola sesión, que dura entre 30 y 90 minutos, según la zona y el número de hilos. El procedimiento es mínimamente invasivo, no requiere anestesia general ni hospitalización, y permite una recuperación rápida y sin cicatrices. Los resultados son visibles de forma inmediata y se mantienen durante 18

Riesgos y Efectos Secundarios

Riesgos de los Hilos Tensores

Aunque mínimos, existen riesgos de los hilos tensores. Nuestros especialistas informan detalladamente sobre estos antes de cualquier procedimiento.

Efectos Secundarios de los Hilos Tensores

Los efectos secundarios suelen ser leves y temporales, incluyendo enrojecimiento o hinchazón en el área tratada.

Recuperación y Cuidados Post-Tratamiento

Recuperación de los Hilos Tensores

La recuperación es generalmente rápida, permitiendo a los pacientes retomar sus actividades cotidianas en poco tiempo.

Cómo Cuidarse Después de un Tratamiento con Hilos Tensores

Ofrecemos una guía detallada sobre cómo cuidarse después de un tratamiento para asegurar los mejores resultados.

Ventajas y Desventajas

Ventajas de los Hilos Tensores

  • Resultados naturales
  • Mínimamente invasivo
  • Recuperación rápida

Desventajas de los Hilos Tensores

  • Resultados temporales
  • No adecuado para todos los tipos de piel

Preguntas frecuentes Hilos Tensores

¿Qué son los Hilos Tensores?

Los hilos tensores son un tratamiento estético minimamente invasivo utilizado para rejuvenecer y levantar la piel. Consisten en la inserción de hilos finos, generalmente hechos de materiales biocompatibles y reabsorbibles como el ácido poliláctico o el polidioxanona, bajo la piel.

Funcionamiento y Objetivos

  • Reafirmación y Levantamiento: Los hilos se insertan en áreas específicas para proporcionar un efecto de levantamiento y reafirmación. Con el tiempo, estimulan la producción de colágeno, lo que mejora la elasticidad y textura de la piel.
  • Zonas de Aplicación: Son comúnmente usados en la cara, para levantar y tensar la piel flácida, pero también pueden aplicarse en otras partes del cuerpo, como el cuello, brazos, abdomen y glúteos.

Tipos de Hilos

  • Hilos Mono: Son hilos simples usados principalmente para rejuvenecer la piel.
  • Hilos Tornillo o Espirales: Diseñados para crear un mayor volumen en áreas específicas.
  • Hilos Cog o Barbados: Poseen pequeñas barbas que se agarran a la piel para un efecto de levantamiento más significativo.

Procedimiento

  • Minimamente Invasivo: El procedimiento se realiza con anestesia local y no requiere incisiones grandes.
  • Duración: El tratamiento suele durar entre 30 minutos y una hora, dependiendo de la zona tratada.
  • Recuperación: La recuperación es generalmente rápida, con efectos secundarios mínimos como hinchazón o moretones temporales.

Resultados y Beneficios

  • Efectos Inmediatos y a Largo Plazo: Los resultados pueden verse inmediatamente después del procedimiento, mejorando con el tiempo.
  • Duración de los Efectos: Los efectos pueden durar varios meses o hasta algunos años, dependiendo del tipo de hilo y de la respuesta individual del paciente.

Los hilos tensores ofrecen una alternativa menos invasiva a los lifting quirúrgicos tradicionales, con resultados naturales y menos tiempo de recuperación. Es importante que este tipo de tratamientos sean realizados por profesionales calificados en clínicas especializadas para garantizar la seguridad y eficacia del procedimiento.

Los hilos tensores funcionan mediante un proceso minimamente invasivo que se enfoca en levantar y rejuvenecer la piel. Este procedimiento se realiza utilizando hilos finos, generalmente hechos de materiales biocompatibles y reabsorbibles, que se insertan bajo la piel en áreas específicas. A continuación, detallamos cómo funcionan:

Proceso de Inserción

  1. Anestesia Local: Primero, se aplica anestesia local en las áreas a tratar para minimizar cualquier incomodidad.
  2. Inserción de Hilos: Utilizando agujas o cánulas finas, los hilos se insertan debajo de la piel siguiendo un patrón preestablecido que se adapta a las necesidades específicas del paciente.

Mecanismo de Acción

  • Efecto de Levantamiento: Una vez colocados, los hilos crean un efecto de tensión o tracción que levanta y estira la piel, proporcionando un aspecto más firme y juvenil.
  • Estimulación de Colágeno: Los hilos estimulan la producción natural de colágeno en el área tratada. El colágeno es una proteína esencial para la firmeza y elasticidad de la piel.

Tipos de Hilos y sus Funciones

  • Hilos Lisos o Monofilamento: Estos hilos promueven la regeneración de colágeno y se utilizan principalmente para un rejuvenecimiento general de la piel.
  • Hilos Espirales o Tornillo: Ideales para áreas que requieren un volumen adicional, ayudando a mejorar la textura y el volumen de la piel.
  • Hilos con Conos o Barbados: Estos hilos tienen pequeñas protuberancias o barbas que se enganchan a los tejidos subdérmicos, proporcionando un levantamiento más significativo.

Resultados y Efectividad

  • Resultados Inmediatos: El efecto de levantamiento es visible inmediatamente después del procedimiento.
  • Mejoras a Largo Plazo: Con el tiempo, la producción incrementada de colágeno mejora la calidad de la piel, haciéndola lucir más firme y rejuvenecida.
  • Duración de los Resultados: Los resultados pueden durar varios meses o hasta algunos años, dependiendo del tipo de hilo utilizado y de la respuesta individual del paciente.

Seguridad y Recuperación

  • Minimamente Invasivo: Al ser un procedimiento mínimamente invasivo, presenta menos riesgos y tiempo de recuperación en comparación con cirugías más invasivas.
  • Recuperación Rápida: Los pacientes generalmente pueden retomar sus actividades normales poco después del tratamiento, aunque pueden experimentar algo de hinchazón o moretones temporales.

Es crucial que estos tratamientos sean realizados por profesionales calificados en clínicas especializadas para asegurar la correcta aplicación de los hilos y minimizar riesgos.

Los hilos tensores son versátiles y se pueden utilizar para tratar varias áreas del cuerpo y del rostro, ofreciendo resultados de rejuvenecimiento y levantamiento. Las áreas más comúnmente tratadas incluyen:

En el Rostro

  1. Cejas: Levantamiento de las cejas para reducir la apariencia de los párpados caídos.
  2. Pómulos y Mejillas: Elevación y definición de los pómulos y mejillas para un aspecto más juvenil.
  3. Mandíbula y Línea del Cuello: Mejora del contorno de la mandíbula y reducción de la flacidez en la línea del cuello.
  4. Nasolabiales y Marionetas: Reducción de la profundidad de las líneas nasolabiales (líneas de la sonrisa) y líneas de marioneta (líneas que van desde la comisura de los labios hacia abajo).
  5. Frente: Suavización de las líneas de expresión en la frente.

En el Cuerpo

  1. Brazos: Levantamiento de la piel flácida en la parte inferior de los brazos.
  2. Abdomen: Tensado de la piel del abdomen para reducir la flacidez.
  3. Muslos y Rodillas: Levantamiento de la piel en la parte interna de los muslos y alrededor de las rodillas.
  4. Glúteos: Elevación y mejora del contorno de los glúteos.
  5. Senos: Levantamiento ligero en el área del pecho para una apariencia más firme.

Otras Áreas

  • Cuello: Reducción de la flacidez y mejora del contorno del cuello.
  • Área Submentoniana (debajo de la barbilla): Mejora en la definición y reducción de la flacidez bajo la barbilla.

Consideraciones

  • Evaluación Individualizada: Es importante una evaluación individualizada por parte de un especialista para determinar la idoneidad del tratamiento en cada área, dependiendo de las características específicas de la piel y las necesidades del paciente.
  • Combinación con Otros Tratamientos: Los hilos tensores a menudo se combinan con otros tratamientos estéticos, como rellenos dérmicos o neuromoduladores para resultados óptimos.

La versatilidad de los hilos tensores los hace adecuados para una amplia gama de necesidades de rejuvenecimiento y levantamiento, permitiendo tratar eficazmente varias áreas del cuerpo y del rostro. Como siempre, es crucial realizar estos procedimientos en centros especializados y con profesionales experimentados para garantizar la seguridad y la eficacia del tratamiento.

El procedimiento de colocación de hilos tensores se considera generalmente de baja dolorosidad, especialmente en comparación con cirugías estéticas más invasivas. No obstante, la percepción del dolor puede variar de persona a persona. Aquí hay algunos puntos clave sobre el nivel de dolor y las sensaciones durante el procedimiento:

Anestesia Local

  • Aplicación de Anestesia: Antes de insertar los hilos, se aplica anestesia local en las áreas a tratar. Esto ayuda a minimizar cualquier dolor o incomodidad durante el procedimiento.

Durante el Procedimiento

  • Sensaciones Leves: Los pacientes pueden sentir presión o tirantez mientras se insertan los hilos, pero el dolor suele ser mínimo debido a la anestesia.
  • Procedimiento Rápido: Dado que la inserción de hilos tensores es relativamente rápida (generalmente dura entre 30 minutos y una hora), cualquier molestia es de corta duración.

Post-Procedimiento

  • Leve Malestar Posterior: Tras el procedimiento, algunos pacientes experimentan un leve dolor, hinchazón o moretones en las áreas tratadas. Estas reacciones son normales y suelen desaparecer en unos pocos días.
  • Manejo del Dolor: El malestar post-procedimiento se maneja fácilmente con medicamentos de venta libre, como el paracetamol o el ibuprofeno, y medidas de cuidado en casa.

Factores Individuales

  • Tolerancia al Dolor: La experiencia del dolor es subjetiva y puede variar según la tolerancia individual al dolor y la sensibilidad de la zona tratada.
  • Técnica del Profesional: La experiencia y habilidad del profesional que realiza el procedimiento también pueden influir en el nivel de dolor percibido.

Conclusión

Aunque el procedimiento de hilos tensores puede causar cierta incomodidad, generalmente no se considera doloroso, especialmente con la adecuada aplicación de anestesia local. Es importante discutir cualquier preocupación sobre el dolor con el profesional antes del procedimiento para tener una comprensión clara de lo que esperar y cómo manejar cualquier molestia posterior.

La duración de los efectos de los hilos tensores varía según varios factores, incluyendo el tipo de hilos utilizados, la zona tratada, y las características individuales del paciente. Generalmente, se puede esperar lo siguiente:

Tipos de Hilos y su Durabilidad

  1. Hilos Absorbibles: La mayoría de los hilos tensores utilizados son absorbibles, hechos de materiales como el ácido poliláctico o el polidioxanona. Estos hilos se disuelven naturalmente en el cuerpo después de un tiempo.

    • Duración: Los efectos de los hilos absorbibles suelen durar entre 6 meses y 2 años. La durabilidad depende de la rapidez con la que el cuerpo absorbe estos materiales.
  2. Hilos No Absorbibles: Algunos tratamientos pueden usar hilos no absorbibles, aunque son menos comunes.

    • Duración: Estos pueden proporcionar efectos más duraderos, pero también vienen con un riesgo más alto de complicaciones y no son tan comúnmente recomendados.

Factores que Afectan la Duración

  • Respuesta Individual del Cuerpo: Cada persona reacciona de manera diferente al tratamiento. La tasa de metabolismo, la calidad de la piel, y los hábitos de vida (como fumar o la exposición al sol) pueden influir en cuánto tiempo duran los resultados.
  • Área Tratada: Algunas áreas del cuerpo pueden retener los efectos de los hilos tensores por más tiempo que otras. Por ejemplo, las áreas con menos movimiento pueden mostrar resultados duraderos por más tiempo.
  • Cuidado Post-Procedimiento: Seguir las recomendaciones de cuidado después del procedimiento, como evitar la exposición excesiva al sol y mantener una buena rutina de cuidado de la piel, puede ayudar a prolongar los resultados.
  • Tipo de Tratamiento Realizado: La técnica utilizada y el número de hilos aplicados también pueden impactar la duración de los efectos.

Mantenimiento y Tratamientos de Seguimiento

  • Tratamientos Repetidos: Muchos pacientes optan por tratamientos de seguimiento después de que los efectos iniciales comienzan a disminuir. Estos tratamientos pueden ayudar a mantener la firmeza y la apariencia juvenil de la piel.
  • Combinación con Otros Tratamientos: Los hilos tensores a menudo se combinan con otros procedimientos estéticos, como rellenos dérmicos o neuromoduladores, para optimizar y prolongar los resultados.

En resumen, aunque la duración de los efectos de los hilos tensores varía, típicamente se puede esperar que duren de 6 meses a 2 años, dependiendo del tipo de hilos usados y otros factores individuales. Es importante tener expectativas realistas y discutir con un profesional calificado para entender mejor cómo este tratamiento puede funcionar en tu caso específico.

El tiempo de recuperación tras un procedimiento de hilos tensores es generalmente rápido, especialmente en comparación con las cirugías estéticas más invasivas. A continuación, se detallan los aspectos clave del período de recuperación:

Inmediatamente Después del Procedimiento

  • Actividad Leve Permitida: La mayoría de los pacientes pueden retomar actividades ligeras casi de inmediato.
  • Sensaciones Posibles: Puede haber una sensación de tirantez, leve hinchazón o moretones en las áreas tratadas, pero estas molestias suelen ser manejables y temporales.

Primeros Días

  • Reducción Rápida de Incomodidades: Cualquier hinchazón o moretones tienden a disminuir significativamente en los primeros días después del procedimiento.
  • Cuidado Específico: Se aconseja evitar actividades extenuantes, exposición solar intensa y altas temperaturas (como saunas o baños calientes) durante los primeros días.

Primera Semana

  • Retorno a la Rutina Normal: La mayoría de los pacientes pueden volver a su rutina normal, incluyendo trabajo y algunas actividades físicas, dentro de una semana.
  • Seguimiento Médico: Es común tener una cita de seguimiento con el profesional para evaluar la recuperación y el progreso.

Próximas Semanas

  • Mejora Continua: Los resultados continuarán mejorando a medida que la inflamación disminuye y el cuerpo produce más colágeno en respuesta a los hilos.
  • Cuidado Continuado: Se recomienda seguir las instrucciones específicas del profesional para el cuidado de la piel y la protección solar.

Factores que Pueden Afectar la Recuperación

  • Tipo de Hilos Utilizados: Algunos tipos de hilos o técnicas pueden requerir un tiempo de recuperación ligeramente más largo.
  • Respuesta Individual: La velocidad de recuperación puede variar de un paciente a otro, dependiendo de su salud general, edad y la respuesta individual al tratamiento.

Consideraciones Generales

  • Evitar Presión en la Cara: Para tratamientos faciales, se recomienda evitar dormir boca abajo y limitar el movimiento facial excesivo durante los primeros días.
  • Consultas de Seguimiento: Es importante asistir a todas las citas de seguimiento recomendadas por el profesional.

En resumen, el tiempo de recuperación de los hilos tensores es relativamente corto, con muchos pacientes retomando la mayoría de sus actividades normales dentro de una semana. Sin embargo, es crucial seguir las recomendaciones específicas del profesional que realiza el procedimiento para asegurar una recuperación óptima y resultados efectivos.

Un buen candidato para los hilos tensores es típicamente una persona que busca mejorar la firmeza y el contorno de su piel, pero no requiere o no desea someterse a una cirugía estética más invasiva. Aquí están las características generales de los buenos candidatos:

Edad y Condición de la Piel

  • Edad: Los candidatos ideales suelen tener entre 30 y 60 años, aunque esto puede variar.
  • Calidad de la Piel: Mejores resultados se ven en personas con una ligera a moderada flacidez de la piel. Los hilos son menos efectivos en pieles muy flácidas o gruesas.

Expectativas y Objetivos

  • Expectativas Realistas: Es crucial tener expectativas realistas sobre los resultados del tratamiento.
  • Objetivos Estéticos: Ideal para quienes buscan un levantamiento sutil y rejuvenecimiento, en lugar de cambios drásticos.

Salud General

  • Buena Salud Física: Un buen candidato debe estar en buena salud general, sin condiciones médicas que puedan complicar el procedimiento o la recuperación.
  • No Fumadores: Fumar puede afectar la cicatrización y calidad de la piel, por lo que los no fumadores suelen tener mejores resultados.

Áreas de Interés

  • Áreas Específicas: Los candidatos pueden querer tratar áreas específicas propensas a la flacidez, como la mandíbula, el cuello, las mejillas o las cejas.

Contraindicaciones

  • Condiciones Médicas: Personas con ciertas condiciones médicas, como trastornos de la coagulación, infecciones activas en la zona a tratar, o alergias a los materiales de los hilos, pueden no ser candidatos adecuados.
  • Embarazo y Lactancia: Las mujeres embarazadas o en período de lactancia generalmente no son candidatas para este procedimiento.

Compromiso con el Cuidado Post-Procedimiento

  • Disposición a Seguir Instrucciones: Es importante que los pacientes estén dispuestos a seguir las instrucciones de cuidado post-procedimiento para maximizar los resultados y minimizar los riesgos.

Es esencial una consulta con un profesional calificado para determinar la idoneidad para los hilos tensores. El especialista evaluará las características individuales de la piel, la salud general y los objetivos estéticos del paciente para decidir si este tratamiento es la opción más adecuada.

Aunque los hilos tensores son generalmente seguros y tienen un perfil de riesgo bajo, especialmente comparados con procedimientos quirúrgicos más invasivos, existen ciertos riesgos y efectos secundarios potenciales que los pacientes deben considerar. Estos incluyen:

Efectos Secundarios Comunes

  1. Hinchazón y Moretones: Es común experimentar algo de hinchazón y moretones en las áreas tratadas, especialmente en los primeros días después del procedimiento.
  2. Enrojecimiento: Puede haber enrojecimiento temporal en el sitio de inserción de los hilos.
  3. Sensación de Tirantez o Molestia: Los pacientes a menudo sienten una sensación de tirantez o molestia en las áreas tratadas, que generalmente disminuye en los días siguientes al tratamiento.

Riesgos Menores

  1. Infección: Como con cualquier procedimiento que involucre inserción a través de la piel, existe un riesgo de infección, aunque es bajo.
  2. Asimetría: Puede haber una asimetría temporal o irregularidades en la piel debido a la colocación de los hilos o a la respuesta individual al tratamiento.
  3. Palpabilidad o Visibilidad de los Hilos: En algunos casos, los hilos pueden ser palpables o ligeramente visibles bajo la piel, especialmente si la piel es muy delgada.

Riesgos Menos Comunes

  1. Reacción Alérgica: Aunque raro, algunos pacientes pueden tener reacciones alérgicas al material de los hilos.
  2. Daño Nervioso o Muscular: Existe un riesgo mínimo de daño a los nervios o músculos circundantes, pero esto es poco común cuando el procedimiento es realizado por un profesional calificado.
  3. Migración o Extrusión del Hilo: En casos raros, los hilos pueden migrar de su posición original o protruir a través de la piel.

Consideraciones Importantes

  • Selección del Profesional: Es crucial elegir a un profesional calificado y con experiencia en hilos tensores para minimizar los riesgos.
  • Consulta Previa: Una consulta detallada antes del procedimiento es esencial para discutir la salud del paciente, las expectativas y los posibles riesgos.
  • Cuidado Post-Procedimiento: Seguir las instrucciones de cuidado post-procedimiento ayuda a reducir el riesgo de complicaciones y maximizar los resultados.

Conclusión

Si bien los riesgos asociados con los hilos tensores son relativamente bajos, es importante que los pacientes estén completamente informados sobre estos y tengan expectativas realistas antes de someterse al procedimiento. Una comunicación abierta y honesta con el profesional que realiza el tratamiento es clave para asegurar un resultado exitoso y seguro.

Si estás buscando una clínica estética de alta calidad para tratamientos con hilos tensores, especialmente enfocada en procedimientos estéticos de la mama, la Clínica Aesophy es una elección excepcional. Reconocida como una de las clínicas estéticas con hilos tensores de la mama con mejores opiniones, Clínica Aesophy se destaca por su enfoque innovador y resultados sobresalientes.

La clínica cuenta con un equipo de médicos estéticos especializados en hilos tensores, liderados por algunos de los mejores profesionales en el campo. Estos expertos combinan su vasta experiencia y conocimientos avanzados para ofrecer tratamientos personalizados que se adaptan a las necesidades y expectativas de cada paciente.

En la Clínica Aesophy, el tratamiento con hilos tensores no es solo una técnica para mejorar la estética de la mama, sino que también se enfoca en el rejuvenecimiento y la mejora de la calidad de la piel, proporcionando resultados naturales y armoniosos. Los mejores médicos estéticos en hilos tensores de la clínica utilizan los materiales más seguros y técnicas avanzadas para asegurar la satisfacción y el bienestar de los pacientes.

Al elegir la Clínica Aesophy para tu tratamiento con hilos tensores, puedes esperar no solo un servicio excepcional, sino también un cuidado y atención personalizados en cada paso del proceso. Desde la consulta inicial hasta el seguimiento post-tratamiento, la clínica se compromete a ofrecer una experiencia segura, confortable y satisfactoria.

Si deseas más información o quieres programar una consulta en la Clínica Aesophy, reconocida por sus tratamientos con hilos tensores de la mama y por tener al mejor médico estético en hilos tensores, no dudes en ponerte en contacto. Estamos aquí para ayudarte a alcanzar tus objetivos estéticos con la mayor confianza y cuidado.

Contactar Reservar cita Hilos Tensores Málaga

Clínica Nº1 Hilos Tensores Málaga Armengual de la Mota, 1 Málaga, España Horario (lunes a viernes): 10.00 – 14.00 / 16.30 – 20.30

Pedir información / Solicitar una cita para Hilos Tensores

Abrir chat
Sobre qué tratamiento necesitas ayuda?
Hola. Describe el tratamiento sobre el que necesitas más información para poder responderte a la mayor celeridad posible. Gracias