Clínica de Medicina
y Cirugía Estética

Braquioplastia Málaga clínica Aesophy

Braquioplastia Málaga

Tiempo intv
Depende zona
Anestesia
Depende zona
Recuperación
Depende zona
Resultados
Depende zona
Hospitalización
Depende zona
Precio
Consultar Precio

Tabla de contenidos Braquioplastia

Braquioplastia: Visión general

La braquioplastia, también conocida como lifting de brazos, es una intervención quirúrgica cuyo objetivo es remodelar y contornear la parte superior de los brazos. Este artículo ofrece una visión general de la braquioplastia, que abarca desde qué es y sus ventajas hasta los riesgos que conlleva y quién es un candidato adecuado. Además, exploraremos el proceso de preparación y recuperación, así como los costes y los aspectos relacionados con el seguro. Al profundizar en estos temas, este artículo pretende proporcionar a los lectores un conocimiento exhaustivo de la braquioplastia, que les permita tomar decisiones informadas sobre su propia salud y bienestar personales.

¿Qué es la braquioplastia?

Los lifting de brazos, también conocidos como braquioplastias, son intervenciones quirúrgicas utilizadas para remodelar la parte superior del brazo mediante la eliminación de la piel y la grasa sobrantes. Las personas que han perdido mucho peso o cuyos brazos están flácidos por la edad pueden beneficiarse de esta intervención. En el proceso, se hace un corte a lo largo de la parte interior o posterior del brazo y se retira la piel y grasa innecesarias, y a continuación se recoloca y sutura la piel restante.

Antes de optar por una braquioplastia, es importante comprender que no es una alternativa a la pérdida de peso o a un estilo de vida saludable. Además, se trata de una intervención quirúrgica que conlleva ciertos riesgos y efectos secundarios, como cicatrices, infección, hemorragias y alteración de la sensibilidad. Por ello, es esencial mantener una consulta exhaustiva con un cirujano plástico cualificado para hablar de los posibles riesgos y beneficios de la intervención.

El lifting de brazos puede mejorar sustancialmente el aspecto de los brazos y, en consecuencia, la confianza en uno mismo. Además de las mejoras estéticas, la intervención también puede ser beneficiosa para las personas que sufren laxitud cutánea, ya que puede aliviar las molestias y la irritación causadas por el roce constante. En definitiva, la braquioplastia es una intervención que puede ayudar a las personas a conseguir el contorno de brazos deseado y mejorar su calidad de vida en general.

Clinica cirugia braquioplastia Málaga Clínica Aesophy

¿Cuáles son los beneficios de la braquioplastia?

Conseguir un contorno más tonificado y definido de la parte superior de los brazos es una de las principales ventajas de la braquioplastia, más conocida como lifting de brazos. Este procedimiento puede eliminar eficazmente el exceso de piel y grasa, con lo que se consigue un aspecto más estético. Al eliminar la piel flácida y disminuir el volumen de grasa, los brazos adquieren una relación más proporcional con el resto del cuerpo, lo que puede aumentar la confianza en uno mismo y el grado de satisfacción corporal.

Además, la braquioplastia también puede permitir más opciones de ropa. Las personas con demasiada piel y grasa en los brazos pueden sentirse incómodas vistiendo prendas sin mangas o con mangas cortas. Mediante la braquioplastia, las personas pueden recuperar la libertad de llevar diversos estilos de ropa, como camisetas de tirantes y vestidos, con más facilidad y seguridad.

La intervención también puede mejorar la comodidad y el rendimiento corporal. El exceso de piel en los brazos puede causar dolor, irritación e incluso erupciones cutáneas cuando roza con otros tejidos o con el cuerpo. Al eliminar la piel sobrante, la braquioplastia puede eliminar estas molestias y hacer que las actividades físicas sean más cómodas y agradables.

Por último, la braquioplastia puede tener un efecto positivo sobre la imagen corporal y la salud mental. Muchas personas con demasiada piel y grasa en los brazos sienten vergüenza e inseguridad, lo que puede afectar a su autoestima y a su bienestar mental general. Mediante la braquioplastia, los pacientes pueden experimentar un aumento de la autoestima y una perspectiva más positiva de su cuerpo, mejorando así su calidad de vida y su autoaceptación.

Riesgos y efectos secundarios de la braquioplastia

Cuando se trata de la braquioplastia, es importante conocer los posibles peligros y efectos adversos. Todos los procedimientos quirúrgicos tienen sus riesgos asociados, y éste no es una excepción. Para garantizar la máxima seguridad, es esencial hablar a fondo con un cirujano plástico cualificado antes de tomar una decisión. He aquí algunos de los posibles riesgos y efectos secundarios a tener en cuenta:

  • Infección: El riesgo de infección en el lugar de la incisión puede reducirse con unos cuidados postoperatorios y antibióticos adecuados.
  • Cicatrices: Aunque el cirujano se esforzará por minimizar las cicatrices visibles, algunas personas pueden experimentarlas.
  • Incomodidad e hinchazón: Es normal experimentar algunas molestias e hinchazón durante el periodo de recuperación, pero pueden tratarse con analgésicos y prendas de compresión.

Es importante recordar que los posibles riesgos y efectos secundarios de la braquioplastia pueden variar de una persona a otra, por lo que es importante mantener una conversación en profundidad con un cirujano cualificado antes de tomar una decisión definitiva.

Clíinica mejores opiniones cirugía braquioplastia Málaga Clínica Aesophu

¿Quién es candidato a la braquioplastia?

¿Eres un candidato potencial a la braquioplastia? Esta es una pregunta habitual entre quienes se plantean un lifting de brazos. Por lo general, esta intervención se recomienda a personas con exceso de piel y grasa en la parte superior de los brazos, que se ha mostrado resistente a la dieta y el ejercicio. Es importante recordar que la braquioplastia no es un método de pérdida de peso, sino una forma estética de reestructurar los brazos y mejorar su contorno.Para ser un candidato adecuado para la braquioplastia, es importante gozar de buena salud general y tener expectativas realistas sobre el resultado. Además, un peso corporal estable es clave, ya que las grandes fluctuaciones pueden impedir los resultados de la cirugía.

Preparación y recuperación de la braquioplastia

Antes de someterse a una braquioplastia, es esencial tomar las medidas adecuadas para prepararse y planificar una recuperación satisfactoria. Se recomienda concertar una consulta con el cirujano para revisar tu historial médico, repasar las expectativas y objetivos, y hablar de los posibles riesgos o complicaciones. El cirujano puede darte instrucciones personalizadas sobre cómo prepararte mejor para la intervención, como ajustes dietéticos o abstención de ciertos medicamentos.

La recuperación de la braquioplastia puede ser una experiencia variada para cada persona. Lo habitual es que experimentes molestias postoperatorias, hinchazón y hematomas en la zona tratada. Para reducir la hinchazón y favorecer la cicatrización, se recomienda llevar prendas de compresión. Es vital seguir las instrucciones del cirujano para los cuidados postoperatorios, como tomar los medicamentos según lo prescrito, mantener los lugares de la incisión y evitar actividades extenuantes.

Las visitas periódicas al cirujano durante el periodo de recuperación pueden ayudar a garantizar un proceso de curación satisfactorio. Durante estas citas, es importante comunicar abiertamente cualquier preocupación o molestia que puedas tener, así como formular cualquier pregunta que puedas tener sobre el cuidado de las heridas, el tratamiento de las cicatrices o la reanudación de las actividades.

La recuperación de la braquioplastia puede tardar varias semanas o meses en completarse, y es esencial ser paciente y dar a tu cuerpo tiempo suficiente para curarse. Además, seguir un estilo de vida saludable, que incluya una dieta nutritiva y ejercicio regular, puede contribuir a un proceso de recuperación más rápido y suave. Si tomas las medidas adecuadas para preparar y planificar el proceso de recuperación, te asegurarás de conseguir el resultado deseado y de tener una experiencia de curación satisfactoria.

Costes y seguro de la braquioplastia

Al plantearse una braquioplastia, el coste y la cobertura del seguro son elementos esenciales que hay que tener en cuenta. El coste de la operación depende de numerosos factores, como la experiencia del cirujano, la ubicación de la clínica y la complejidad de la intervención. Es imprescindible consultar a un cirujano titulado para obtener una valoración exacta de los costes. Además, es imprescindible que te pongas en contacto con tu compañía de seguros para determinar si tu plan cubre la braquioplastia. Aunque no esté cubierta por motivos estéticos, el seguro puede ofrecer cobertura si la intervención se considera médicamente necesaria, por ejemplo, si el exceso de piel causa molestias o dificulta las actividades cotidianas.

Conclusión

En conclusión, la braquioplastia es una intervención quirúrgica que puede aportar importantes beneficios a las personas que desean mejorar el aspecto de la parte superior de sus brazos. Aunque existen riesgos y efectos secundarios que hay que tener en cuenta, los posibles resultados y el aumento de la confianza en uno mismo pueden hacer que sea una opción que merezca la pena para quienes sean buenos candidatos. Una preparación y recuperación adecuadas son importantes para un resultado satisfactorio, y es esencial hablar de los costes y la cobertura del seguro con un profesional sanitario. En general, la braquioplastia puede ser una intervención que cambie la vida de quienes desean alcanzar los objetivos estéticos deseados.

Contacta con nuestros cirujanos especialistas en cirugía de braquioplastia

Preguntas frecuentes Braquioplastia

La liposucción es un tipo de cirugía que se utiliza para extraer grasa de zonas específicas del cuerpo, como el estómago, las caderas, los muslos, los glúteos, los brazos o el cuello. La liposucción también da forma a estas zonas; este proceso se denomina modelado .

La liposucción no se considera un método general para bajar de peso ni una alternativa para bajar de peso. Las personas que tienen sobrepeso pueden perder más peso mediante dietas y ejercicio o mediante otros tipos de cirugía que con la liposucción . La liposucción puede funcionar para ti si tienes mucha grasa corporal en zonas específicas, pero tu peso corporal es estable .

La liposucción también se llama lipoplastia y moldeado corporal . La liposucción es una técnica quirúrgica que consiste en eliminar las células grasas de la piel mediante una cánula y una máquina. Se realiza para modelar la silueta, mejorar la figura y reinyectar parte de la grasa extraída, y requiere anestesiarepostería y cuidados postoperatorios . La liposucción también se puede utilizar para reducir el tejido.

Un buen candidato para la braquioplastia, o cirugía de lifting de brazos, generalmente cumple con varios criterios importantes para asegurar que el procedimiento sea seguro y efectivo. Estos criterios incluyen:

  1. Salud General: Debe estar en buena salud general, sin condiciones médicas crónicas que puedan complicar la cirugía o la recuperación.

  2. Peso Estable: Idealmente, los candidatos deben haber alcanzado y mantenido un peso corporal estable. Las fluctuaciones significativas de peso después de la cirugía pueden afectar los resultados.

  3. Exceso de Piel Flácida: La braquioplastia es especialmente adecuada para personas que tienen un exceso significativo de piel flácida en los brazos, a menudo debido a una pérdida de peso considerable o a cambios naturales relacionados con la edad.

  4. Expectativas Realistas: Es importante tener expectativas realistas sobre los resultados de la cirugía, incluyendo la presencia de cicatrices y los límites de lo que puede lograrse.

  5. No Fumadores o Dispuestos a Dejar de Fumar: Fumar puede afectar negativamente el proceso de curación y aumentar el riesgo de complicaciones. Se recomienda dejar de fumar varias semanas antes y después de la cirugía.

  6. Motivación Personal: Los candidatos deben desear el procedimiento por razones personales, no por presión externa, y deben comprender completamente el proceso y los cuidados postoperatorios.

  7. Compromiso con un Estilo de Vida Saludable: Mantener un estilo de vida saludable, incluyendo una dieta equilibrada y ejercicio regular, es importante para preservar los resultados de la cirugía.

  8. Disponibilidad para el Tiempo de Recuperación: Los candidatos deben poder tomarse el tiempo necesario para una recuperación adecuada y seguir las instrucciones postoperatorias del cirujano.

Es crucial que cualquier persona considerando la braquioplastia consulte con un cirujano plástico certificado para evaluar si son un buen candidato para el procedimiento. El cirujano realizará una evaluación completa, discutirá los objetivos y expectativas, y explicará los riesgos y beneficios potenciales.

Un buen candidato para la braquioplastia, o cirugía de lifting de brazos, generalmente cumple con varios criterios importantes para asegurar que el procedimiento sea seguro y efectivo. Estos criterios incluyen:

  1. Salud General: Debe estar en buena salud general, sin condiciones médicas crónicas que puedan complicar la cirugía o la recuperación.

  2. Peso Estable: Idealmente, los candidatos deben haber alcanzado y mantenido un peso corporal estable. Las fluctuaciones significativas de peso después de la cirugía pueden afectar los resultados.

  3. Exceso de Piel Flácida: La braquioplastia es especialmente adecuada para personas que tienen un exceso significativo de piel flácida en los brazos, a menudo debido a una pérdida de peso considerable o a cambios naturales relacionados con la edad.

  4. Expectativas Realistas: Es importante tener expectativas realistas sobre los resultados de la cirugía, incluyendo la presencia de cicatrices y los límites de lo que puede lograrse.

  5. No Fumadores o Dispuestos a Dejar de Fumar: Fumar puede afectar negativamente el proceso de curación y aumentar el riesgo de complicaciones. Se recomienda dejar de fumar varias semanas antes y después de la cirugía.

  6. Motivación Personal: Los candidatos deben desear el procedimiento por razones personales, no por presión externa, y deben comprender completamente el proceso y los cuidados postoperatorios.

  7. Compromiso con un Estilo de Vida Saludable: Mantener un estilo de vida saludable, incluyendo una dieta equilibrada y ejercicio regular, es importante para preservar los resultados de la cirugía.

  8. Disponibilidad para el Tiempo de Recuperación: Los candidatos deben poder tomarse el tiempo necesario para una recuperación adecuada y seguir las instrucciones postoperatorias del cirujano.

Es crucial que cualquier persona considerando la braquioplastia consulte con un cirujano plástico certificado para evaluar si son un buen candidato para el procedimiento. El cirujano realizará una evaluación completa, discutirá los objetivos y expectativas, y explicará los riesgos y beneficios potenciales.

La braquioplastia, también conocida como cirugía de lifting de brazos, generalmente dura entre 1 y 3 horas. Este tiempo puede variar dependiendo de varios factores, como la complejidad del procedimiento, la cantidad de piel y grasa a remover, y las técnicas específicas que el cirujano plástico decide emplear.

Además, es importante considerar que el tiempo total del proceso quirúrgico no solo incluye la cirugía en sí, sino también la preparación preoperatoria y el tiempo de recuperación inmediato postoperatorio en la sala de recuperación. Por lo tanto, el tiempo total que pasarás en la clínica u hospital puede ser más largo.

Si estás considerando este procedimiento, es fundamental que hables con un cirujano plástico certificado. Él o ella podrá darte una estimación más precisa basada en tu caso específico y responder cualquier otra pregunta que puedas tener sobre la cirugía y el proceso de recuperación.

La braquioplastia, como cualquier cirugía, conlleva ciertos riesgos y complicaciones potenciales. Es importante que cualquier persona que considere esta cirugía esté bien informada sobre estos riesgos. Los más comunes incluyen:

  1. Infección: Aunque es raro, puede haber un riesgo de infección en el sitio de la incisión. Esto generalmente se trata con antibióticos.

  2. Sangrado y Hematomas: Puede ocurrir sangrado durante o después de la cirugía, lo que a veces resulta en hematomas. El manejo adecuado de los hematomas puede requerir drenaje o incluso una cirugía adicional en casos raros.

  3. Cicatrices: La cirugía dejará cicatrices, aunque un cirujano hábil intentará minimizarlas y ubicarlas en áreas menos visibles. La apariencia de las cicatrices puede variar y algunas personas pueden desarrollar cicatrices más prominentes o queloides.

  4. Cambios en la Sensación de la Piel: Puede haber una pérdida temporal o, en raras ocasiones, permanente de la sensibilidad en las áreas operadas debido a la alteración de los nervios cutáneos.

  5. Asimetría en los Resultados: A veces, los brazos pueden no quedar simétricos después de la cirugía. Se pueden requerir procedimientos adicionales para corregir esto.

  6. Seromas: La acumulación de líquido bajo la piel, conocida como seroma, puede ocurrir, aunque generalmente se resuelve con drenaje o reabsorción natural.

  7. Complicaciones Anestésicas: Existe el riesgo inherente de reacciones adversas a la anestesia.

  8. Insatisfacción con los Resultados Estéticos: Algunos pacientes pueden no estar satisfechos con el aspecto estético después de la cirugía.

Es fundamental discutir estos riesgos con un cirujano plástico certificado, quien puede evaluar tu situación específica, explicar cómo se aplican estos riesgos en tu caso y cómo se pueden minimizar. Además, seguir las instrucciones pre y postoperatorias del cirujano es clave para reducir el riesgo de complicaciones.

El tiempo de recuperación después de una braquioplastia puede variar de persona a persona, pero generalmente sigue esta línea de tiempo:

  1. Primeros días después de la cirugía: Los primeros días suelen ser los más incómodos. Puede haber dolor, hinchazón y moretones, que se manejan con medicamentos para el dolor prescritos por el cirujano.

  2. Primera semana: Durante esta semana, se recomienda descansar y evitar levantar objetos pesados o realizar actividades extenuantes. Las vendas o drenajes, si se utilizan, a menudo se retiran en la primera semana.

  3. Dos a tres semanas: La mayoría de los pacientes comienzan a sentirse mucho mejor y pueden retomar actividades ligeras. Sin embargo, todavía deben evitar el levantamiento de pesas y las actividades extenuantes.

  4. Cuatro a seis semanas: Para este momento, muchos pacientes pueden reanudar la mayoría de sus actividades normales, incluido el ejercicio ligero, aunque todavía pueden existir algunas limitaciones y la zona operada puede estar sensible.

  5. Seis semanas a dos meses: La mayoría de las personas pueden volver a sus actividades normales sin restricciones, aunque la hinchazón y la sensibilidad pueden persistir.

  6. Tres a seis meses: La hinchazón sigue disminuyendo y las cicatrices comienzan a madurar y aclararse.

  7. Un año: Se considera que la recuperación está completa. Las cicatrices han madurado completamente y los resultados finales son visibles.

Es importante recordar que cada persona se recupera a un ritmo diferente y que seguir las instrucciones postoperatorias del cirujano es crucial para una recuperación exitosa y para minimizar el riesgo de complicaciones. Además, es importante programar y asistir a todas las citas de seguimiento para asegurar una recuperación adecuada.

Los resultados finales de una braquioplastia suelen ser visibles después de que la hinchazón y las cicatrices hayan tenido tiempo de sanar y madurar completamente. Este proceso varía de persona a persona, pero aquí hay una línea de tiempo general:

  1. Primeras Semanas: Inmediatamente después de la cirugía, habrá una notable diferencia en la forma de los brazos, aunque esta no es la apariencia final debido a la hinchazón y las cicatrices recientes.

  2. Primeros Meses: Durante los primeros 1-3 meses, la hinchazón disminuirá progresivamente y los contornos de los brazos comenzarán a ser más visibles. Sin embargo, todavía puede haber algo de hinchazón y las cicatrices estarán en proceso de curación.

  3. Seis Meses: Alrededor de los seis meses, la mayoría de la hinchazón debería haber desaparecido y las cicatrices comenzarán a aclararse y suavizarse, aunque aún no estarán completamente curadas.

  4. Un Año: Para la mayoría de los pacientes, los resultados finales son más evidentes alrededor de un año después de la cirugía. Para entonces, la hinchazón ha desaparecido completamente y las cicatrices han madurado, volviéndose menos visibles.

Es importante tener paciencia durante el proceso de recuperación y entender que los resultados finales pueden tardar un tiempo en manifestarse. Las cicatrices seguirán mejorando y aclarándose durante varios meses y hasta años después de la cirugía. Seguir las instrucciones postoperatorias del cirujano y asistir a todas las citas de seguimiento ayudará a asegurar los mejores resultados posibles.

Las cicatrices son una parte inevitable de la braquioplastia, pero su visibilidad depende de varios factores, incluyendo la técnica quirúrgica utilizada, la habilidad del cirujano, tu tipo de piel, y cómo cuidas las cicatrices después de la cirugía. Aquí te explico algunos aspectos clave:

  1. Ubicación de las Cicatrices: Las incisiones se hacen generalmente en la parte interna o en la parte posterior de los brazos, y a veces se extienden desde el codo hasta la axila. Algunas técnicas pueden implicar incisiones más cortas. La ubicación exacta de las cicatrices dependerá de la cantidad de piel que se necesite remover y de la técnica específica utilizada por el cirujano.

  2. Maduración de las Cicatrices: Las cicatrices pasan por varias etapas de curación. Inicialmente, pueden ser rojas y notorias, pero con el tiempo (generalmente un año o más), maduran, se aplanan y se desvanecen. La cicatriz final puede ser una línea delgada y pálida.

  3. Cuidado de las Cicatrices: El cuidado adecuado de las cicatrices es crucial para minimizar su apariencia. Esto incluye protegerlas del sol, mantenerlas limpias, y posiblemente usar cremas o geles especiales recomendados por tu cirujano.

  4. Factores Individuales: La genética juega un papel importante en cómo tu cuerpo cicatriza. Algunas personas son más propensas a desarrollar cicatrices queloides o hipertróficas.

  5. Habilidad del Cirujano: Un cirujano plástico experimentado y cualificado sabrá cómo colocar y cerrar las incisiones de manera que las cicatrices sean lo menos notorias posible.

Si bien las cicatrices son permanentes, la mayoría de los pacientes consideran que los beneficios estéticos de la braquioplastia superan la presencia de cicatrices. Además, las cicatrices pueden ocultarse generalmente bajo la ropa, incluso bajo mangas cortas en muchos casos. Es importante discutir tus expectativas y preocupaciones sobre las cicatrices con tu cirujano antes de la cirugía para tener una idea clara de lo que puedes esperar.

Los resultados de una braquioplastia pueden ser duraderos, especialmente si mantienes un peso estable y llevas un estilo de vida saludable. A continuación, te detallo algunos aspectos importantes sobre la durabilidad de los resultados:

  1. Remoción de Piel y Grasa: La braquioplastia elimina permanentemente el exceso de piel y grasa en los brazos. Estos tejidos no vuelven a crecer, por lo que en ese sentido, los resultados son permanentes.

  2. Efectos del Envejecimiento: Con el paso del tiempo, la piel naturalmente pierde algo de su elasticidad y firmeza. Esto significa que podrías experimentar cierta laxitud en la piel de los brazos en los años posteriores a la cirugía. Sin embargo, nunca debería ser tan severa como antes de la operación.

  3. Cambios de Peso: Los resultados de la braquioplastia pueden verse afectados por fluctuaciones significativas de peso. Ganar una cantidad considerable de peso puede volver a estirar la piel y afectar la apariencia de los brazos. Del mismo modo, la pérdida de peso significativa después de la cirugía también puede resultar en alguna laxitud adicional.

  4. Estilo de Vida y Cuidado de la Piel: Mantener un estilo de vida saludable y cuidar tu piel puede ayudar a preservar los resultados. Esto incluye una dieta equilibrada, ejercicio regular, hidratación adecuada y protección solar.

En resumen, mientras que los efectos físicos de la braquioplastia son en gran parte permanentes, factores como el envejecimiento, las fluctuaciones de peso y el cuidado general de la salud y la piel pueden influir en la apariencia a largo plazo de los resultados. Una discusión con tu cirujano te proporcionará una mejor comprensión de lo que puedes esperar específicamente en tu caso.

Sí, es posible combinar la braquioplastia con otros procedimientos quirúrgicos estéticos, y esto es algo que muchas personas eligen hacer. Combinar cirugías puede tener varias ventajas, como una sola recuperación y la posibilidad de lograr una transformación más integral. Algunas combinaciones comunes incluyen:

  1. Liposucción: A menudo se realiza junto con la braquioplastia para mejorar el contorno de los brazos, especialmente si hay depósitos significativos de grasa.

  2. Abdominoplastia (Tummy Tuck): Para quienes buscan mejorar la apariencia del abdomen junto con los brazos, la combinación de braquioplastia y abdominoplastia puede ser efectiva.

  3. Cirugía de Levantamiento de Senos (Mastopexia): Si también deseas mejorar la forma y posición de tus senos, combinarlo con una braquioplastia puede ser una opción.

  4. Lifting de Muslos: Para aquellos que buscan una mejora en la apariencia de los muslos y los brazos, la combinación de estas dos cirugías es una posibilidad.

  5. Body Lift: En pacientes que han perdido una cantidad significativa de peso y tienen exceso de piel en varias áreas, un body lift en combinación con una braquioplastia puede ser una opción.

  6. Cirugías Faciales: Algunas personas optan por combinar la braquioplastia con procedimientos faciales como el lifting facial o la blefaroplastia (cirugía de párpados).

Sin embargo, combinar procedimientos quirúrgicos aumenta la duración de la cirugía y puede incrementar el riesgo de complicaciones. Por lo tanto, es esencial que este plan se discuta detalladamente con un cirujano plástico certificado. El cirujano evaluará tu salud general, tus objetivos estéticos, y determinará si eres un buen candidato para múltiples procedimientos en una sola sesión quirúrgica. Además, es importante tener en cuenta que la recuperación puede ser más compleja y podría requerir un tiempo de inactividad más prolongado.

Si estás buscando la mejor clínica estética para cirugía de braquioplastia, la Clínica Aesophy se destaca como una elección sobresaliente en la región. Esta clínica es ampliamente reconocida por ser una de las clínicas estéticas de cirugía de braquioplastia con mejores opiniones, ofreciendo a sus pacientes resultados excepcionales y una atención al cliente de primera calidad.

En la Clínica Aesophy, cada procedimiento de braquioplastia es realizado por el mejor cirujano plástico de braquioplastia, quien combina habilidad excepcional, experiencia y un enfoque personalizado para cada paciente. Este equipo de profesionales dedicados emplea las técnicas más avanzadas y efectivas, asegurando resultados que no solo mejoran la apariencia física, sino que también refuerzan la confianza y el bienestar general del paciente.

La Clínica Aesophy se compromete a brindar una experiencia segura y confortable, destacándose en la atención personalizada y detallada. Desde la consulta inicial hasta el seguimiento postoperatorio, cada paciente recibe una guía y apoyo exhaustivos, asegurando que todas sus dudas y preocupaciones sean atendidas de manera profesional.

Elegir la Clínica Aesophy para tu cirugía de braquioplastia significa optar por un servicio de alta calidad, donde la seguridad, la satisfacción del paciente y la excelencia en resultados son las máximas prioridades. Si deseas obtener más información o programar una consulta con el mejor cirujano plástico de braquioplastia en la Clínica Aesophy, no dudes en contactarnos. Estamos aquí para ayudarte a alcanzar tus objetivos estéticos con el mayor cuidado y profesionalismo.

Reservar Cita Mejores cirujanos plásticos Braquioplastia especialistas en Málaga

Clínica Nº1 Braquioplastia Málaga Armengual de la Mota, 1 Málaga, España Horario (lunes a viernes): 10.00 – 14.00 / 16.30 – 20.30

Pedir información / Solicitar una cita Braquioplastia

Abrir chat
Sobre qué tratamiento necesitas ayuda?
Hola. Describe el tratamiento sobre el que necesitas más información para poder responderte a la mayor celeridad posible. Gracias