Clínica de Medicina
y Cirugía Estética

otoplastia

Otoplastia - Intervención de Orejas

Tiempo trat
1h. 30 minutos
Anestesia
Local
Recuperación
2 - 5 días
Resultados
Inmediatos
Hospitalización
No requerida
Precio
desde: 1600€

Tabla de contenidos Otoplastia

Otoplastia Málaga

La otoplastia es la cirugía facial que tiene como objetivo corregir y remodelar las orejas prominentes, logrando mejorar su proporción y posición. La intervención se encarga tanto de resituar las orejas de soplillo que están demasiado separadas del cráneo, como reducir su tamaño si son excesivamente grandes, remodelar el lóbulo colgante o recrear el pliegue exterior si es necesario.

Normalmente la intervención consiste en una pequeña incisión por detrás de la oreja para remodelar el cartílago y hacer que se pliegue en las zonas apropiadas. De este modo, se consigue una oreja más natural y la cicatriz queda oculta por la parte de atrás.

La otoplastia es una cirugía estética que tiene como objetivo corregir la apariencia de las orejas, logrando un aspecto más equilibrado y estético. Es una cirugía segura y efectiva que se realiza con anestesia local y en la mayoría de los casos no requiere hospitalización.

En nuestro servicio de cirugía de otoplastia, nuestros profesionales altamente capacitados trabajan con cada paciente para entender sus necesidades y expectativas individuales. Nos enfocamos en lograr resultados naturales y personalizados que armonicen con el rostro y el cuerpo de cada paciente.

Otoplastia Málaga Clínica Aesophy

Intervención de otoplastia

La cirugía de otoplastia se realiza mediante pequeñas incisiones detrás de la oreja, lo que minimiza las cicatrices visibles. Durante la cirugía, se remodela el cartílago de la oreja para lograr una forma y posición más natural. En algunos casos, también se puede reducir el tamaño de las orejas o mejorar la apariencia de las arrugas y pliegues en la piel.

¿Dónde se realiza la otoplastia?

La otoplastia se realiza en el quirófano, dentro de una clínica u hospital. Dependiendo del tipo de anestesia, el procedimiento se realiza en régimen ambulante o se permanecerá en el hospital la noche de la cirugía.

¿Qué tipo de anestesia se emplea en una cirugía de otoplastia?

Si el niño es pequeño, el cirujano plástico le recomendará realizar la intervención bajo anestesia general. Para niños mayores y adultos, se empleará anestesia local asociada o no a sedación, de manera que esté despierto durante la cirugía, pero relajado.

¿Cómo se realiza la intervención de otoplastia?

Cuando el lóbulo cuelga en exceso, una herencia genética frecuente en la zona mediterránea por la influencia árabe, el Doctor lo reduce para aumentar la longitud de la mejilla a nivel de la rama ascendente de la mandíbula. Esto ocurre porque elevamos ópticamente la altura de la oreja y de este modo contribuimos a incrementar la belleza del rostro.

Y es que el objetivo es crear una ‘oreja convexa’. Es decir, que tanto el polo superior como el lóbulo se encuentren ligeramente más pegados a la cabeza que la zona del tercio central (la zona de la concha).

Para conseguirlo se realiza una incisión pequeña en la parte de detrás de la oreja, se raspa el cartílago para dar nueva forma a la oreja y luego se fija con puntos en una forma más agradable. En la mayoría de los casos, la cirugía sólo deja una pequeña cicatriz que mejora con el tiempo.

Otoplastia Málaga precio Clínica Aesophy

Proceso de recuperación de otoplastia 

El proceso de recuperación después de la cirugía de otoplastia es generalmente rápido y sin complicaciones. Los pacientes pueden regresar a sus actividades diarias en unos pocos días y ver los resultados finales en un par de semanas.
Si te preocupa la apariencia de tus orejas y deseas mejorar su aspecto, la cirugía de otoplastia puede ser la solución que estás buscando. Contáctanos hoy para agendar una consulta y descubre cómo podemos ayudarte a lograr una apariencia más equilibrada y estética en tus orejas.

¿Quedarán cicatrices después de la intervención de otoplastia?

En nuestra clínica en Málaga aplicamos nuestra ‘Otoplastia Estética Integral’ con las últimas tecnologías y método quirúrgico. De esto modo, tras la cirugía se podrá observar una pequeña marca o cicatriz. Esta será permanente pero con el tiempo irá mejorando conforme vaya cicatrizando. Además, como se encuentra en la parte posterior de la oreja, la señal será totalmente imperceptible.

Contacta con cirujanos plásticos especialistas en intervenciones de otoplastia

Preguntas frecuentes Otoplastia 

Candidatos para una otoplastia, o cirugía de las orejas, generalmente incluyen a personas que tienen orejas prominentes o que presentan deformidades en sus orejas. Este procedimiento puede realizarse tanto en niños como en adultos, y aquí están algunos criterios más específicos:

  1. Edad: En los niños, se recomienda esperar hasta que las orejas hayan alcanzado casi su tamaño completo, lo cual suele ocurrir alrededor de los 5 o 6 años. Realizar la cirugía a esta edad puede además tener beneficios psicológicos, como reducir el riesgo de burlas o problemas de autoestima en la escuela.

  2. Salud General: Tanto en niños como en adultos, es importante que el candidato esté en buen estado de salud general y no tenga afecciones médicas que puedan complicar la cirugía o la recuperación.

  3. Expectativas Realistas: Los candidatos deben tener expectativas realistas sobre los resultados de la cirugía. La otoplastia puede mejorar significativamente la apariencia de las orejas, pero es importante entender lo que se puede y no se puede lograr con el procedimiento.

  4. Motivación Personal: Es especialmente importante en los adultos, pero también en los niños (y sus padres), tener una motivación personal para el procedimiento y una comprensión clara de lo que implica.

  5. Compromiso con la Recuperación: Los candidatos deben estar preparados para seguir todas las instrucciones postoperatorias y comprometerse con el proceso de recuperación para asegurar los mejores resultados.

Como siempre, la decisión de someterse a una otoplastia debe tomarse después de una consulta detallada con un cirujano plástico cualificado, quien puede evaluar si es la opción adecuada para el individuo en cuestión.

La edad mínima recomendada para una otoplastia, que es la cirugía para corregir las orejas prominentes o deformidades en las orejas, es generalmente a partir de los 6 años.

Esta recomendación se basa en que para esa edad, las orejas han alcanzado casi su tamaño adulto, lo que permite que los cambios realizados sean efectivos y duraderos. Además, realizar la cirugía a esta edad puede ayudar a reducir posibles problemas emocionales o de autoestima relacionados con las orejas prominentes, especialmente importantes en el contexto escolar.

El procedimiento de una otoplastia, o cirugía de orejas, generalmente involucra los siguientes pasos:

  1. Anestesia: Dependiendo de la edad del paciente y de la extensión del procedimiento, se puede administrar anestesia local con sedación o anestesia general. En niños, es más común el uso de anestesia general.

  2. Incisión: El cirujano realiza una incisión en la parte posterior de la oreja, en el pliegue donde la oreja se une con la cabeza. En algunos casos, también puede ser necesario realizar incisiones en la parte frontal de la oreja, pero estas se hacen dentro de los pliegues para minimizar la visibilidad de las cicatrices.

  3. Remodelación del Cartílago: El cirujano remodela el cartílago auricular para obtener la posición y forma deseadas. Esto puede implicar recortar parte del cartílago o doblarlo hacia atrás con suturas internas. En algunos casos, se puede necesitar extirpar o remodelar una mayor cantidad de cartílago para lograr el efecto deseado.

  4. Extirpación de Piel Sobrante: Si es necesario, se puede extirpar piel sobrante para que la oreja tenga un aspecto más natural y esté más pegada a la cabeza.

  5. Cierre de las Incisiones: Una vez que se ha logrado la forma deseada, el cirujano cierra las incisiones con suturas.

  6. Recuperación: Después de la cirugía, se coloca un vendaje alrededor de la cabeza para apoyar las nuevas posiciones de las orejas y protegerlas durante el proceso inicial de cicatrización.

La otoplastia es un procedimiento altamente individualizado, y el enfoque exacto puede variar dependiendo de las necesidades específicas de cada paciente. Por lo general, es un procedimiento ambulatorio, lo que significa que los pacientes pueden regresar a casa el mismo día de la cirugía.

Para la otoplastia, el tipo de anestesia utilizada depende de varios factores, incluyendo la edad del paciente, la complejidad del procedimiento y las preferencias tanto del paciente como del cirujano. Generalmente, se utilizan dos tipos de anestesia:

  1. Anestesia Local con Sedación: En muchos casos de adultos y adolescentes, la otoplastia se puede realizar bajo anestesia local combinada con sedantes. La anestesia local adormece las orejas y la zona circundante, mientras que la sedación ayuda al paciente a relajarse y a estar más cómodo durante el procedimiento.

  2. Anestesia General: En niños pequeños, se prefiere a menudo la anestesia general debido a la dificultad de mantenerlos quietos y calmados durante la cirugía. Bajo anestesia general, el paciente está completamente dormido y no siente dolor durante el procedimiento.

La elección del tipo de anestesia será determinada por el cirujano después de evaluar al paciente y discutir las opciones disponibles. En ambos casos, el objetivo es asegurar la comodidad y seguridad del paciente durante la cirugía.

La cirugía de otoplastia suele durar entre 1 y 3 horas. La duración exacta del procedimiento puede variar dependiendo de la complejidad de la cirugía y de las correcciones específicas que se necesitan realizar.

Por ejemplo, si se requiere un trabajo más extenso en ambas orejas, o si se están corrigiendo problemas más complicados, la cirugía puede tomar más tiempo. Sin embargo, para la mayoría de los casos, se encuentra dentro de este rango de tiempo.

La otoplastia se realiza bajo anestesia, ya sea local con sedación o general, especialmente en niños, por lo que no se siente dolor durante el procedimiento. Después de la cirugía, es común experimentar ciertas molestias o dolor leve en la zona de las orejas durante el proceso de recuperación.

Este dolor postoperatorio es generalmente manejable con medicamentos para el dolor prescritos por el cirujano. También puede haber hinchazón y moretones alrededor de las orejas, los cuales disminuyen progresivamente en los días posteriores a la cirugía.

Es importante seguir todas las instrucciones postoperatorias proporcionadas por el cirujano para asegurar una recuperación cómoda y efectiva. Esto incluye cuidados del vendaje, higiene, y posiblemente usar una banda alrededor de las orejas para mantenerlas en posición durante la cicatrización.

El tiempo de recuperación tras una otoplastia suele ser relativamente corto. La mayoría de los pacientes pueden retomar sus actividades normales en aproximadamente una semana. Sin embargo, es importante considerar algunos aspectos del proceso de recuperación:

  1. Inmediatamente después de la cirugía: Los pacientes generalmente experimentan algo de hinchazón y moretones alrededor de las orejas. Se recomienda descansar y evitar actividades extenuantes durante los primeros días.

  2. Cuidado Postoperatorio: Es crucial seguir las instrucciones del cirujano sobre el cuidado de las incisiones, el uso de vendajes o bandas, y la administración de medicamentos para el dolor o antibióticos.

  3. Vuelta al Trabajo o Escuela: La mayoría de los pacientes pueden regresar al trabajo o a la escuela en una semana, siempre que no implique actividad física intensa.

  4. Actividades Físicas: Se recomienda evitar deportes o actividades que puedan causar un impacto en las orejas durante al menos un mes.

  5. Evolución de los Resultados: Aunque se pueden notar cambios inmediatos, el resultado final de la cirugía puede tardar varias semanas en apreciarse completamente, una vez que la hinchazón haya disminuido por completo.

Cada persona tiene un ritmo de recuperación diferente, por lo que es importante escuchar a tu cuerpo y seguir las recomendaciones de tu cirujano para asegurar una recuperación segura y efectiva.

Los resultados de una otoplastia son visibles de manera inmediata después del procedimiento. Sin embargo, la apariencia final y más refinada de las orejas se aprecia una vez que la inflamación y los moretones han disminuido completamente. Esto puede tomar varias semanas.

Durante las primeras semanas postoperatorias, es normal experimentar cierta hinchazón y cambios en la piel, lo que puede temporalmente distorsionar el resultado final. Conforme la zona se va curando y la inflamación disminuye, los resultados se van asentando y mejorando.

Generalmente, se puede esperar ver el resultado definitivo de la otoplastia en un período de 1 a 3 meses después de la cirugía. Es importante tener paciencia y seguir todas las instrucciones de cuidado postoperatorio proporcionadas por el cirujano para asegurar una recuperación óptima y la mejor apariencia final posible.

La otoplastia, como cualquier procedimiento quirúrgico, conlleva ciertos riesgos, aunque en general es considerada segura. Algunos de los riesgos y complicaciones potenciales incluyen:

  1. Infección: Aunque es poco común, puede ocurrir en el sitio de la cirugía. Las infecciones suelen tratarse eficazmente con antibióticos.

  2. Sangrado: Un riesgo presente en cualquier procedimiento quirúrgico, aunque el sangrado excesivo es raro en la otoplastia.

  3. Reacciones a la Anestesia: Algunos pacientes pueden experimentar reacciones adversas a la anestesia, aunque se realizan evaluaciones previas para minimizar este riesgo.

  4. Asimetría: Existe el riesgo de que las orejas no queden exactamente simétricas. Sin embargo, un cirujano experimentado trabajará para lograr la mayor simetría posible.

  5. Cambios en la Sensación: Puede haber un cambio temporal o, en raras ocasiones, permanente en la sensación de la piel de las orejas.

  6. Problemas de Cicatrización: Algunas personas pueden experimentar cicatrices más visibles o problemas en la cicatrización.

  7. Necesidad de Cirugía Adicional: En algunos casos, pueden ser necesarios procedimientos adicionales para lograr o mantener los resultados deseados.

Es fundamental discutir estos riesgos con el cirujano antes del procedimiento para tener una comprensión clara de todas las posibles complicaciones. Elegir un cirujano plástico cualificado y con experiencia puede ayudar a minimizar estos riesgos. Además, seguir las instrucciones de cuidado postoperatorio es crucial para una recuperación segura y efectiva.

Sí, la otoplastia deja cicatrices, pero generalmente son muy discretas y están bien ocultas. Las incisiones suelen realizarse en la parte posterior de la oreja, en el pliegue donde la oreja se une con la cabeza, lo que hace que las cicatrices sean menos visibles. En casos donde se requieran incisiones en la parte frontal de la oreja, se hacen dentro de los pliegues naturales para minimizar su apariencia.

Con el tiempo, estas cicatrices tienden a desvanecerse y se vuelven aún menos notorias. La visibilidad de las cicatrices también depende de factores individuales como el tipo de piel, la técnica quirúrgica utilizada y el cuidado postoperatorio. Siguiendo las instrucciones del cirujano para el cuidado de las cicatrices, como evitar la exposición al sol y posiblemente usar cremas o geles de silicona, puede ayudar a asegurar que cicatricen de la mejor manera posible.

Otoplastia Mejores cirujanos plásticos especialistas en Málaga

Clínica Nº1 Otoplastia Málaga

Armengual de la Mota, 1
Málaga, España
Horario (lunes a viernes):
10.00 – 14.00 / 16.30 – 20.30

Pedir información / Solicitar una cita operación de orejas o Otoplastia

Abrir chat
Sobre qué tratamiento necesitas ayuda?
Hola. Describe el tratamiento sobre el que necesitas más información para poder responderte a la mayor celeridad posible. Gracias