Mejor cirujano blefaroplastia Málaga

En Clínica Aesophy Contamos con el Mejor Cirujano Especialista en blefaroplastia y cirugía de párpados.

Nuestros cirujanos plásticos son expertos en blefaroplastia y cirugía de párpados.

✓Formación especifica en cirugía oculoplástica y oftalmológica.
✓Contacto directo y atento con los pacientes.
✓Seguimiento post-operatorio continuado.
✓Amplia experiencia en blefaroplastia.
✓Dedicación exclusiva.

👉🏻 Pídenos cita y confía en los mejores cirujanos plástico en blefaroplastia!

☎️ Llámanos al 952 333 444.

Blefaroplastia

La Blefaroplastia es uno de los procesos estéticos más demandados en la actualidad. Se caracteriza por ser un procedimiento quirúrgico personalizado, ya que se ajusta a las características de la piel o grasa de los párpados tanto inferiores como superiores dependiendo de cada paciente.

En la actualidad existen técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas que permiten obtener unos resultados óptimos con un período de recuperación muy ajustado, con anestesia local y sin cicatrices visibles.

Uno de los aspectos más importantes de la blefaroplastia es conseguir resultados naturales, evitando el aspecto de persona “operada”. Para ello la cirugía debe ser conservadora y utilizar las técnicas más modernas, que evitan complicaciones como el aspecto de párpados hundidos, ojos abiertos o de párpados estirados.

¿Cómo se realiza la operación de párpados
La blefaroplastia u operación de párpados es una operación ambulatoria sencilla y con una recuperación relativamente rápida. De hecho, se realiza sólo con anestesia local y sedación. Gracias a esto, el paciente no notará nada durante el proceso. El día de la intervención, se debe acudir a la clínica con un acompañante y una media hora antes de la cirugía, con la documentación -que previamente pedirá el doctor- y las pruebas preoperatorias necesarias.

En el quirófano, el personal de enfermería se encargará de que el paciente se encuentre cómodo y tranquilo. Entonces, se aplica la anestesia, se comprueban las constantes y se da el visto bueno para comenzar la intervención.

La sencillez de la blefaroplastia la convierte en un tipo de operación ambulatoria, que no requiere de ingreso por parte del paciente. Una blefaroplastia superior simple puede durar entre 30 y 45 minutos, pero si se lleva a cabo de manera conjunta con una blefaroplastia inferior o con un lifting de cejas, puede llegar a durar 3 horas.

Después de la cirugía, el paciente esperará una hora aproximadamente en observación, y ya estará listo para marcharse a casa.

Antes de una blefaroplastia
Antes de someterse a una blefaroplastia, el paciente debe explicar al doctor qué espera conseguir con la cirugía. También debe tener en cuenta que la blefaroplastia mejora notablemente el aspecto de la mirada, pero no ofrece cambios radicales. Así, doctor y paciente deben estar al tanto de las expectativas.

En el preoperatorio de la blefaroplastia, se lleva a cabo una exploración oftalmológica para asegurar que el paciente tiene buena salud ocular. También se debe conocer si el paciente tiene algún problema médico, alergias a medicamentos o si toma medicación habitualmente.

Después de una blefaroplastia
El postoperatorio de una blefaroplastia es una de sus mayores ventajas. Aunque la intervención se realiza en una zona sensible como los ojos, podemos hablar de un postoperatorio indoloro -aunque es posible sentir ciertas molestias-, sin cicatrices y con resultados visibles desde prácticamente el primer momento, si bien el paciente deberá esperar unos días a que baje la hinchazón de la zona para admirar el resultado. Además, permite volver a la rutina enseguida.